El general José Reyes va a establecer un sistema de evaluación para los pasajeros que lleguen a la isla.

El general José Reyes, ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR), no pudo anticipar cuándo el cuerpo militar comenzará a realizar pruebas médicas a pasajeros que entren a la isla, esto como parte de las iniciativas del gobierno para atender la crisis del coronavirus.

De hecho, en una conferencia de prensa en La Fortaleza esta mañana reconoció que la GNPR tendrá que comprar equipo, como vestimenta protectora para los soldados, para poder realizar las pruebas. El cuerpo militar va a destacar un total de 500 efectivos por espacio de 90 días a un costo de $14 millones que tendrán que serán identificados por la Oficina de Gerencia y Presupuesto.

La regla básica para referir a cualquier pasajero que entre al país será una temperatura de 103 grados Fahrenheit o más.

El operativo será aplicado en los aeropuertos de Ceiba, Aguadilla, Ponce, Luis Muñoz Marín. Igualmente el terminal de lanchas de la Autoridad de Transporte Marítimo y el Puerto de San Juan, donde se examinarán pasajeros independientemente de si hayan llegado como pasajeros o en labores de manejo de carga.

“Vamos a establecer un sistema de evaluación de los pasajeros que llegan. Los que sobrepasen 103 grados Fahrenheit van a pasar a un área médica donde personal médico de la GNPR hará una evaluación más exhaustiva, un triage, en que se evaluarán los síntomas”, explicó Reyes.

El militar explicó que si se concluye que se ha detectado un posible caso de coronavirus, el pasajero será referido a un área médica que tendría que ser habilitada en estas instalaciones. Entonces, se coordinaría con personal de Emergencias Médicas el transporte del paciente al hospital que le toque.

El proceso de identificar los posibles locales para instalar las áreas médicas comenzará mañana, pero Reyes indicó que en los lugares donde no haya ese espacio se colocarán carpas.

Reyes reconoció que la implantación del plan requerirá la compra de equipo que no está disponible en Puerto Rico.

“Todos los equipos que se requieren no están a la mano. Tenemos equipo limitado para comenzar las operaciones”, dijo Reyes al indicar que, si bien la primera prioridad es el aeropuerto Luis Muñoz Marín, tampoco tiene un plazo estimado para que se comiencen a examinar los primeros pasajeros en dicho aeropuerto.

“Será por fases, comenzando por el aeropuerto (Luis Muñoz Marín)”, dijo. “Pero va a depender. Ya tengo 15 compradores “full blast” (a todo vapor) buscando proveedores. Los equipos están agotados”, agregó al referirse a equipo para medir temperatura y el vestido protector.


💬Ver 0 comentarios