El patrón de lluvias será entre "llueve y escampa" según el Servicio Nacional de Meteorología. (GFR Media)

La humedad que se desprende de una vaguada en niveles altos de la atmósfera producirá hoy, miércoles, actividad de lluvia con aguaceros entre moderados a fuertes, según el Servicio Nacional de Meteorología (SNM).

El meteorólogo José Álamo le explicó a El Nuevo Día que el patrón será de “llueve y escampa” a lo largo del día con mayor actividad de aguaceros en el oeste para horas de la tarde.

“Hoy vamos a tener un patrón bien similar al de ayer: lluvias en el norte y este de Puerto Rico en la mañana y en el suroeste e interior en horas de la tarde. La mayor actividad de lluvia, en su mayoría fuerte, será en la tarde cuando el viento arrastre los aguaceros hasta el interior y oeste de la isla”, indicó el experto.

De acuerdo con el pronóstico climatológico los aguaceros pasajeros, pero no se descarta el desarrollo de pequeñas inundaciones urbanas en aquellas áreas con poco drenaje.

“Ya desde esta noche los aguaceros se tornarán más dispersos y continuará así hasta mañana”, anticipó Álamo.

La amplia nubosidad que permanece en el área local permitirá que las temperaturas máximas permanezcan en los medios 80 grados Fahrenheit en áreas bajas y pueblos costeros. Mientras, en pueblos de la montaña y áreas más altas, la temperatura máxima se mantendrá entre los medios 70 a bajos 80 grados Fahrenheit.

El viento sopla del noreste a razón de 10 a 15 millas por hora.

Precaución en el mar

A las 8:00 de esta noche entra en vigor una advertencia para operadores de pequeñas embarcaciones debido a la intensidad del oleaje en aguas mar afuera en el Atlántico.

“Vamos a tener olas que pueden superar los siete pies de altura. El oleaje comenzará a deteriorarse desde esta noche y continuará así mañana cuando se sume el fuerte viento que puede estar soplando entre los 20 a 25 nudos”, informó Álamo.

Anticipó, a su vez, que el SNM prevé añadir el área del pasaje de la Mona en la advertencia para operadores de pequeñas embarcaciones debido a lo complejo que se puede tornar el mar como consecuencia del fuerte viento.

Entretanto, el riesgo de corrientes marinas disminuyó a moderado en toda la costa norte de la isla, incluyendo Culebra. El resto de las playas de Puerto Rico tienen un riesgo bajo de corrientes.


💬Ver 0 comentarios