Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Chan Leeo, jefe de habilidades del programa Skills Future de Singapur. durante su alocución. (horizontal-x3)
Chan Leeo, jefe de habilidades del programa Skills Future de Singapur. durante su alocución. (José Orlando Delgado Rivera)

Singapur – Al ser una isla sin suficientes recursos naturales, este país asiático reconoció hace 52 años – cuando alcanzó su independencia - que su mayor activo son sus habitantes.

Desde entonces, Singapur ha apostado al desarrollo de una economía basada en el conocimiento para transformar la educación de sus residentes hasta convertirse en un modelo a seguir por el mundo entero.

“Hemos invertido en gran medida en el desarrollo de este recurso que tenemos en los últimos 50 años desde la independencia. La educación y la formación siempre han sido muy importantes para todos nosotros”, afirmó Chan Leeo, jefe de habilidades del programa Skills Future de Singapur, durante su alocución en el Microsoft Education Exchange que se celebra en la isla del Pacífico.

Leeo indicó que los pilares que rigen el desarrollo de la educación en Singapur son la globalización, la tecnología, la colaboración, el cumplimiento de aspiraciones y el crecimiento de la fuerza laboral.

“Nuestro sistema de educación y formación ha evolucionado. Empezamos desde una base muy baja…  antes estábamos en el modo de supervivencia y el énfasis era buscar la educación básica”, afirmó el funcionario.

Ante esto, Leeo reconoció que los resultados de este proyecto educativo no fueron los esperados y que por lo tanto su país se movió a un nuevo modelo.

“En los años noventa nos transformamos en lo que le llamamos una economía del conocimiento en nuestro sistema de educación y formación. Hoy nuestro sistema está más centrado en el aprendizaje y los valores impulsados”, explicó.

Según Leeo, el modelo educativo singapurense busca ayudar a las personas a desarrollar su máximo potencial.

“Hablamos mucho sobre el diseño de la creatividad y fomentamos la innovación”, dijo.

Las claves que rigen a este sistema de educativo están lideradas por la globalización, un componente importante en el siglo 21. 

Por ello el gobierno de Singapur considera que este concepto continuará provocando que el mundo sea un lugar cada día más interdependiente.

De igual forma, el modelo de educación singapurense apuesta a la globalización porque “tiene un impacto significativo en las empresas, sobre los empleos y las ocupaciones”.

“Siendo un país pequeño (5.9 millones de habitantes y un PIB per cápita de $52,962 al año) en una economía abierta significa que tenemos que encontrar continuamente nuevos nichos y modelos de negocio”, señaló Leeo.

De igual forma, el funcionario indicó que el desarrollode la tecnología es un elemento importante en la educación de su país ya que crece a pasos acelerados.

Según Leeo, la Industria 4.0 “está tocando la puerta”. Este concepto se refiere a la digitalización de los procesos industriales por medio de la interacción de la inteligencia artificial con máquinas y la optimización de los recursos.

“Hay un uso cada vez mayor de la robótica no sólo en la fabricación, sino también en el sector de los servicios. La automatización ha comenzado a reemplazar algunas tareas humanas. Dispositivos equipados con inteligencia artificial y conectados a internet se convertirán en algo común”, afirmó.

A este modelo educativo se une la atención a la fuerza laboral del país. Leeo indicó que el crecimiento de la fuerza de trabajo doméstica en Singapur se reducirá y que comenzará a envejecer, el mismo fenómeno que ocurre en Puerto Rico.

Sin embargo, el gobierno singapurense augura un crecimiento en el poder extranjero del país que actualmente constituye un tercio de la fuerza de trabajo de la isla asiática.

Entretanto, Leeo también dijo que las nuevas generaciones que se unen a la fuerza laboral de su país ya no piensan en tener un trabajo de por vida, sino que se vislumbra que cambien de carrera en varias ocasiones ya se por elección o necesidad.

El funcionario dijo que lo que busca Singapur con su modelo social y económico es “maximizar las oportunidades en la vida”.

“Para ello necesitamos sentar fuertes cimientos en nuestro sistema de educación y esfuerzo previo al empleo. Para equipar a la gente joven con las habilidades necesarias y relevantes para los buenos trabajos”, dijo.

Dentro del modelo educativo singapurense también se presta atención a la educación continua de los ciudadanos, de manera que se puedan actualizar y atemperar a las nuevas exigencias de sus trabajos.

Para eso, a través de la iniciativa Skills Future, el gobierno de Singapur ha establecido una serie de iniciativas que asisten a la población adulta con educación, búsqueda de empleo y subsidios económicos.

Uno de los programas más sobresalientes es el crédito de $500 que se otorga a cada ciudadano mayor de 25 años. Con esta aportación se busca que puedan pagar cursos de educación continua o pagar los costos de sus deudas relacionadas a la formación de educación superior.

Este crédito es adicional a los subsidios existentes en Singapur que en algunos casos provee para cubrir el 90% de los costos de la educación de los ciudadanos.

“Tiene como objetivo empoderar a las personas para que asuman la responsabilidad de su aprendizaje, y también de la propiedad de su propio aprendizaje y desarrollo”, afirmó Leeo.

La calidad del modelo de educativo de Singapur se ha evidenciado en varias ocasiones, lo que le ha ganado un reconocimiento mundial. Durante el 2015 este paísconsiguió los mejores resultados en las pruebas PISA, exámenes que miden la calidad de la educación en 70 países. Ese mismo año, Puerto Rico debutó en esas pruebas y obtuvo uno de los peores resultados del ránking.


💬Ver 0 comentarios