Los productores del evento tendrán un centro de acopio para ayudar a los residentes de la zona sur de la isla tras los terremotos.

ORLANDO.– Un gran bandera puertorriqueña elevada, versión reducida de la que está en la Calle Fortaleza en el Viejo San Juan, y una atracción que utiliza tecnología de realidad virtual para que los visitantes se sientan que están en las calles adoquinadas de la antigua ciudad amurallada son dos de las sorpresas que trae la “Sanse Takes Orlando”, evento que se celebra mañana, sábado, y el domingo, en el Central Florida Fairgrounds.

Este carnaval es más que una gran fiesta. Se trata de un evento social y cultural en el que la comida, símbolos y música puertorriqueña son el hilo conductor para provocar el encuentro, en un mismo espacio, de miles de puertorriqueños de toda la Florida, e incluso, estados aledaños.

Sus productores, Jean Michael Ramery y Tomás Javier Rivera, explicaron que el evento -que abre sus puertas a las 11:00 de la mañana- contará en esta séptima edición con la más amplia estación de comida criolla que jamás se haya instalado en este evento y que será manejado por el restaurante Miguelos Café, manejado por el puertorriqueño Miguel Alicea.

A diferencia de otros años, donde los artesanos se ubican a la sombra de una gigantesca carpa, esta vez, los artistas estarán en tres lugares diferentes. “Lo que queremos es que la gente camine por el área mientras los ve”, explicó Ramery.

Como parte de la oferta musical, el sábado estará Millo Torres y el Tercer Planeta, Andrés Jiménez y el cierre será con el concierto que forma parte del tour “Súbete a mi moto” de los ex integrantes del grupo Menudo. El domingo estarán Limi-T 21 y las orquestas de Don Perignon y la Puertorrican Power, entre otros.

El público podrá traer sillas, aunque habrá restricciones sobre dónde podrán ubicarse, aclararon.

El evento se celebra en el Central Florida Fairground, un espacioso predio verde en el que se pueden acomodar 50,000 personas. Ubica en el 4603 W Colonial Dr, Orlando.

La entrada al evento es gratis, pero esta vez -y como un gesto humanitario a favor de los damnificados por los sismos en Puerto Rico- se cobrará $5 a aquellos que deseen utilizar una fila de entrada rápida.

Lo que se recaude se sumará a lo que se pueda recolectar de unas urnas pintadas con la bandera de Puerto Rico, así como donativos que se podrán enviar utilizando plataformas digitales. El dinero se despachará a las organizaciones Hispanic Federation y “Yo no me quito”, quienes se encargarán de hacerlas llegar a los más afectados en la Isla.

La atracción de realidad virtual, en donde las personas se colocan unas sofisticadas gafas que le harán transportarse al Viejo San Juan,es una instalación que llevará al evento la empresa Cervecera de Puerto Rico, productora de la cerveza Medalla y uno de los auspiciadores principales de este evento, explicó Rivera.

La fiesta se dedica a Madison Anderson, la Miss Puerto Rico Universe, agregó el productor.


💬Ver 0 comentarios