La UPR distribuirá cerca de $40 millones en ayudas económicas a sus estudiantes. (GFR Media)

La Universidad de Puerto Rico (UPR) aún espera recibir la autorización del gobierno federal para comenzar a distribuir las ayudas económicas a estudiantes asignadas mediante la ley de estímulo económico federal.

La autorización pudiera llegar “de un momento a otro”, señaló el vicepresidente de Asuntos Estudiantiles de la UPR, José L. Perdomo.

A diferencia de las instituciones privadas, el Departamento de Educación federal impuso a la universidad del Estado condiciones adicionales para poder desembolsar el dinero que recibirá, explicó Perdomo.

“La intención era colocar un ‘third-party’ (ente externo) para que estuviera a cargo del monitoreo y de distribuir los fondos a los estudiantes. En conversación con el Departamento de Educación federal, el presidente logró que se le permitiera ser el monitor de esos fondos para poder agilizar la entrega de los fondos a los estudiantes”, indicó Perdomo.

El vicepresidente señaló desconocer las razones para que el sistema universitario tuviese que cumplir con ese requisito, pero comentó que se le dio a entender que se debía “a la situación fiscal” del país. Educación federal ya ordenó el año pasado la contratación de un ente externo en el Departamento de Educación puertorriqueño para supervisar el uso de fondos federales.

Perdomo sostuvo que funcionarios federales han informado a la administración universitaria que conceder la autorización es una prioridad, pero este reconoció que no se puede descartar del todo que se impongan condiciones adicionales a la UPR.

La UPR recibió una asignación de $81.1 millones para sus 11 recintos a través de la ley de estímulo económico, conocida en inglés como Cares Act. Las asignaciones -calculadas por el gobierno federal según la cantidad de estudiantes con necesidad económica- fluctúan entre $19.7 millones para el recinto de Mayagüez y $16.9 para Río Piedras, hasta $1.2 millones para Ciencias Médicas.

De este dinero, la mitad será desembolsada directamente a los estudiantes para que cubran necesidades que hayan surgido a raíz de la interrupción de clases presenciales y la transición a clases en línea debido a la pandemia de coronavirus.

Perdomo indicó que, aunque se ha decidido que todos los estudiantes elegibles en un recinto recibirán la misma cantidad, todavía no se ha calculado a cuánto ascenderán las ayudas.

“La cantidad podría ser diferente entre recintos”, señaló.

Cualifican para recibir fondos del Cares Act los universitarios de nivel subgraduado y graduado que sean elegibles para recibir asistencia económica federal, como la beca Pell o préstamos federales, detalló el vicepresidente de Asuntos Estudiantiles. Asimismo, deberán cumplir con ciertos criterios académicos, añadió el funcionario.

La elegibilidad se determina al llenar la solicitud gratuita de ayuda federal para estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés).

“Algo que sí quiero resaltar es que los recintos han sido diligentes. Ellos han solicitado los fondos inmediatamente, fue el Departamento de Educación (federal) que cambió los requisitos que inicialmente habían publicado y a nosotros nos puso ese requisito adicional”, expresó Perdomo.

La otra mitad de los fondos se usarían para adelantar proyectos educativos del sistema universitario. El presidente de la UPR, Jorge Haddock Acevedo, ha adelantado que evalúa otorgar un incentivo a los docentes, recordó Perdomo.

Escenario diferente en las universidades privadas

A diferencia de la UPR, varias universidades privadas ya comenzaron a repartir los fondos a sus estudiantes. En total, las instituciones postsecundarias en Puerto Rico recibirán unos $324 millones mediante el Cares Act.

La Universidad del Sagrado Corazón comenzó a distribuir el hoy las ayudas a estudiantes con necesidad económica. La institución repartirá unos $2.7 millones a sus estudiantes, detalló el presidente Gilberto Marxuach. Los alumnos matriculados en cursos presenciales recibirán entre $450 y $950, dependiendo de su necesidad económica y la cantidad de cursos que tomaron este semestre.

Asimismo, la Universidad Interamericana comenzó el 6 de mayo el envío de $29.6 millones a sus estudiantes, informó el presidente, Manuel Fernós. Los estudiantes de los nueve recintos de la Inter recibirían entre $624 y $1,507, los alumnos de la Escuela de Optometría recibirían $153.50 y la Facultad de Derecho recibirían $137.31.

Por su parte, el 8 de mayo, la Universidad Central del Caribe (UCC) completó el desembolso de $304.48 a cada uno de sus 501 estudiantes, detalló la presidenta, Waleska Crespo. En total, la UCC distribuyó $152,542 en ayudas económicas y una cantidad similar sería usada para fortalecer los proyectos académicos a distancia.

La Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico anunció que distribuirá entre $520 y $895 a los universitarios, de acuerdo con los programas académicos en los que estén matriculados, a partir del 13 de mayo.


💬Ver 0 comentarios