Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Natalia Colón Díaz dijo que la derogación de la Ley 80 obligará a las empresas a invertir más en la administración de recursos humanos. (Suministrada)

La doctrina del empleo a voluntad, el nuevo terreno de juego que se establecería en Puerto Rico si se deroga la Ley 80, es vista con buenos ojos por las empresas porque, de un plumazo, los patronos pueden -salvo que medien contratos o convenios colectivos- disponer de su plantilla laboral con relativa facilidad.


💬Ver 0 comentarios