Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El golpe devastador que nueve legisladores del Partido Nuevo Progresista (PNP) sufrieron en las primarias se sentía con fuerza ayer en el ánimo de los derrotados y sus empleados, y hasta en los espacios del Capitolio.


💬Ver 0 comentarios