La Organización Mundial de la Salud declaró un estado de pandemia debido al riesgo global de propagación y de impacto que representa el virus a nivel mundial.

A tono con la cadena de contagios de COVID-19 que se reportan a nivel mundial, en Puerto Rico se investigan, al menos, cinco casos de personas sospechosos de presentar síntomas compatibles con la enfermedad. El más reciente se dio a conocer en la mañana de este miércoles y se trata de un hombre de 86 años sin historial de viaje reciente a algún país con casos confirmados de coronavirus, pero con un cuadro clínico severo con síntomas que podrían asociarse a esta enfermedad.

Según supo El Nuevo Día, el individuo se encontraba en un centro de cuidado prolongado para adultos mayores.

A nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud declaró este miércoles el COVID-19 como pandemia.

¿Qué sabemos del quinto caso sospechoso en Puerto Rico?

Se trata de un sacerdote de 86 años que se encuentra en un estado de salud delicado.

“Está entubado”, sostuvo el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Osvaldo Soto, en rueda de prensa.

El hombre reside en un centro comunitario para sacerdotes en la zona metropolitana. Ante esto, se activó un protocolo para monitorear a los demás residentes de lugar y detectar si presentan síntomas asociados a COVID-19, expresó Soto.

“El Departamento de Salud y los epidemiólogos han estado en contacto directo con las personas que residen con este sacerdote”, añadió Soto.

¿Hay algún caso confirmado de coronavirus en Puerto Rico?

La respuesta al momento es no, pero sigue en aumento el número de personas que presentan síntomas que se pueden asociar a la enfermedad desde que se anunció el primer caso el domingo.

¿Cuántas personas son observadas como sospechosas de tener la enfermedad?

Con el sacerdote de 86 años, el número aumentó a cinco.

Los primeros dos casos sospechosos, dados a conocer el domingo, son una turista italiana que viajaba en el crucero Costa Luminosa y que fue llevada al hospital, junto a su esposo, con problemas respiratorios. Según se ha informado, la mujer y su esposo fueron colocados en un cuarto de aislamiento en el Ashford Presbyterian Community Hospital.

Los resultados de estas dos pruebas aún no han sido dadas a conocer por el gobierno, que las envió a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en Atlanta, el lunes por la tarde.

El tercer y cuarto caso que se habían informado son los de un paciente de cáncer y el de una persona que también viajaba en un crucero y quefue hospitalizado en Mayagüez, también con síntomas sospechosos de esta enfermedad.

El gobierno aún no ha dado a conocer los resultados de ninguna de estas pruebas, por lo que se mantienen como casos sospechosos de COVID-19.

¿Qué medidas ha tomado el gobierno de Puerto Rico?

Entre las medidas que ha tomado el gobierno se informó que, en adelante, los cruceros que lleguen a la isla deben avisar, antes de anclar, si tienen algún caso sospechoso de esta enfermedad.

Mientras, en el aeropuerto Luis Muñoz Marín, en Carolina, personal del CDC se mantiene desde hace más de un mes haciendo un cernimiento entre viajeros que regresan de alguno de los países con casos confirmados, como China. Sin embargo, abundan los testimonios de personas que arriban a la isla y no se les realiza ninguna prueba.

Además, desde que se informó sobre los primeros dos casos sospechosos este domingo, el gobierno ha estado haciendo conferencias de prensas diarias. Un “task force” compuesto por representantes de varias agencias gubernamentales han estado ofreciendo información sobre las acciones que han tomado para orientar y educar a la ciudadanía sobre esta situación.

¿Hay puertorriqueños infectados con coronavirus fuera de la isla?

Al momento, no hay casos confirmados, aunque este miércoles se informó de una estudiante puertorrriqueña en República Dominicana que se encuentra en aislamiento preventivo luego de desarrollar síntomas asociados a la enfermedad, informó el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Osvaldo Soto.

Además, este miércoles se informó que una estudiante que regresó de un programa de estudios en el continente de Asia llegó al país y se le pidió que se mantuviera en vigilancia preventiva. China se mantiene como el epicentro y donde se originaron los casos de COVID-19, a finales del año pasado.

¿Cómo el gobierno está informando a la población?

Varias agencias de gobierno, como el Departamento de Vivienda, han estado repartiendo información sobre el COVID-19 y las medidas de prevención para tratar de evitar el contagio, que consisten principalmente en una higiene rigurosa de lavado frecuente de manos, evitar tocarse la cara y etiqueta de tos o toser en el área del codo de la persona.

También se urgió a la responsabilidad ciudadana, pidiéndole al público que no acudan a sus trabajos o escuelas si se encuentran enfermos para evitar contagiar a otros.

El gobierno ha informado que identificará un hospital donde se concentren los casos sospechosos prospectivos de esta enfermedad. No se ha dado a conocer, sin embargo, cuál sería este hospital, aunque sí ha trascendido que parte del dinero que autorizó la Junta de Supervisión Fiscal para atender esta situación se usaría para hacer algún ajuste necesario en la institución hospitalaria que se identifique para estos fines.