No es la primera vez que una agencia gubernamental sufre un incidente de ciberseguridad. (GFR Media)

El secretario de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy, confirmó hoy que los $2.6 millones que la Compañía de Fomento Industrial (Pridco) envió a una cuenta fraudulenta estaban relacionados a una remesa dirigida al Sistema de Retiro.

“Es una transferencia relacionada al pago de Retiro. No puedo descartar que hace unos días salió una noticia de que la administración del Sistema de Retiro está colaborando en la investigación de un ataque cibernético”, confirmó el funcionario en entrevista radial (Radio Isla 1320).

El ataque cibernético al Pridco trascendió ayer, miércoles, cuando el Negociado de la Policía divulgó una querella en la que el director de finanzas de esa oficina denunció que alguien a quien no identificó, transfirió $2,609,496.67 a una cuenta fraudulenta al extranjero.

“Lo que te puedo decir es que, este pasado lunes, nosotros advertimos conocimiento de una transacción que está relacionada al pago de retiro y que fue enviado a una cuenta fraudulenta. En ese momento comenzamos a colaborar ese mismo día con las autoridades, específicamente con las autoridades federales”, explicó Laboy.

Rubén Rivera López alegó que la transferencia se produjo el pasado 17 de enero porque en Pridco se recibió un correo electrónico que instruía a redirigir “pagos de remesas” a esa nueva cuenta.

“Una vez tengamos el insumo legal y de recursos humanos vamos a tomar una serie de decisiones. Le estamos dando la mayor importancia”, reiteró Laboy.

Laboy no confirmó si se trató de un desfalco auxiliado por personal de la agencia o fue un ciberataque, pero sí indicó que todavía no descartan que este esquema se haya reportado en otra dependencia gubernamental.

“Inclusive, a través del FBI se activaron unos procedimientos que tienen que ver con reversar una transacción siguiendo unos protocolos bancarios y federales”, sostuvo el funcionario.

No es la primera vez que una agencia gubernamental sufre un incidente de ciberseguridad.

En 2017, el Departamento de Hacienda fue víctima de un ataque masivo en el que piratas cibernéticos secuestraron sus sistemas y exigieron que se pagara una recompensa en criptodivisas. Este tipo de ataque se denomina ransomware.

El entonces secretario de Hacienda, Raúl Maldonado estimó las pérdidas diarias en $30 millones. Esta cifra se limitó a recaudos y ventas de la agencia.

Mientras, el exjefe de tecnología del Gobierno, Luis A. Arocho, estimó que la intrusión borró 50 terabytes de datos.

La Administración para el Sustento de Menores (Asume) y el Centro para el Recaudo de Ingresos Municipales (CRIM) también fueron víctimas de ransomwares ese mismo año.


💬Ver 0 comentarios