La gobernadora Wanda Vázquez Garced. (Gerald López Cepero)

Ante la creciente ola de casos de COVID-19 en Estados Unidos y otros países, la gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció este martes que los viajeros que lleguen a Puerto Rico por cualquiera de los aeropuertos tendrán que utilizar una mascarilla y traer una prueba negativa de COVID-19 realizada 72 horas antes de arribar a la isla.

En caso de que un pasajero no tenga el resultado de la prueba a la mano, tendrá que guardar una cuarentena obligatoria de 14 días y realizarse una prueba molecular del virus en algún laboratorio del país. Si el resultado de la prueba molecular es negativo, la persona podrá salir de la cuarentena.

Vázquez Garced subrayó que todo pasajero que llegue a Puerto Rico se tratará “con sospecha razonable de haber estado expuesto a COVID”. Puntualizó que las personas que tengan un resultado de prueba molecular positivo no pueden venir a Puerto Rico.

Revive la transmisión:

La Guardia Nacional continuará realizando el cernimiento voluntario a los pasajeros, por lo que quienes no traigan un resultado negativo de prueba de COVID-19 pueden realizarse una prueba serológica en los aeropuertos. Si el resultado de este examen no confirmatorio es negativo, la persona como quiera deberá guardar una cuarentena de 14 días. Si el resultado es positivo, el pasajero será sometido a una prueba molecular en el mismo aeropuerto al que haya llegado.

De acuerdo con la primera ejecutiva, las nuevas normas comenzarán a regir a partir del 15 de julio y aplican a los turistas y residentes de la isla.

Sobre cómo rastrearán a los pasajeros que lleguen a la isla, la mandataria señaló que todos los viajeros deberán completar un formulario con su información básica en los aeropuertos. Asimismo, el Departamento de Salud y Aerostar, la empresa que administra el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín, trabajan en la creación de una aplicación móvil para rastrear a los viajeros. Las personas deberán contestar las preguntas diarias que esta tecnología enviará a sus celulares, de no hacerlo se expondrán a violentar la orden ejecutiva, dijo la gobernadora.

Por su parte, el secretario de Salud, Lorenzo González, informó que reclutarán 300 empleados para reforzar el Sistema de Vigilancia de la agencia. De la misma forma, adquirirán equipos electrónicos para la entidad.

Hasta el momento los pasajeros que arriban a Puerto Rico tienen la opción de realizarse la prueba de COVID-19 de forma voluntaria, pero en caso de queel examen tenga un resultado positivo, la persona debe permanecer en cuarentena por 14 días.

El Nuevo Día reportó el sábado pasado que el "task force" médico que asesora a Vázquez Garced advirtió que el foco de contagio de coronavirus en la isla está localizado, principalmente, en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín.

Por ejemplo, el director del Departamento de Cirugía del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), William Méndez, reconoció que hasta el momento el gobierno no ha logrado tener un control efectivo en la principal entrada aérea del país.

El médico indicó que el grupo asesor favorece que Puerto Rico adopte medidas parecidas a las de Hawaii, donde desde el 1 de agosto le exigirán una prueba negativa de COVID-19 a todos los viajeros. En caso de que una persona que no la tenga, deberá permanecer 14 días en cuarentena obligatoria.

Según los datos del Departamento de Salud, Puerto Rico suma hoy 1,693 casos positivos confirmados, 5,772 casos positivos probables y 153 muertes por el virus.


💬Ver 0 comentarios