El padre de Lin-Manuel Miranda junto a la presidenta de la Heend, Janell Santana. (Suministrada) (semisquare-x3)
El padre de Lin-Manuel Miranda junto a la presidenta de la Heend, Janell Santana. (Suministrada)

La Junta de Directores de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend) aseguró esta mañana que, pese al tranque en la negociación del convenio colectivo con la administración, las funciones de la obra "Hamilton" en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico (UPR), en Río Piedras, no se verán afectadas por las acciones del sindicato.

No obstante, auguraron que se irían a huelga una vez culminen las presentaciones del musical protagonizado y escrito por el boricua Lin-Manuel Miranda. La última función del musical es el 27 de enero.

Esto, luego que la administración de la Universidad de Puerto Rico propuso ayer la eliminación de exenciones de matrícula que actualmente reciben miembros del sindicato, sus hijos y cónyuges.

El vicepresidente de la Heend, José Torres Rosario, indicó que el padre del actor, Luis Miranda, se ha mantenido en comunicación constante con la Heend tras la carta enviada por el sindicato para advertirles a los productores de "Hamilton" sobre el conflicto entre los empleados y la administración.

Siempre le hemos expresado a Luis Miranda que reconocemos y celebramos el calibre mundial y los logros de su hijo Lin-Manuel Miranda, así como su intención de remodelar el teatro. Como una persona con amplio bagaje sindical, él ha entendido nuestros reclamos y, aunque no tienen nada que perder porque podían cancelar o mover la obra de lugar, han hecho llamadas y gestiones ante las más altas esferas para abogar en esta situación. Acciones que agradecemos y recordaremos siempre”, manifestó Torres Rosario esta mañana en conferencia de prensa en la sede de la Heend en Puerto Nuevo.

Informaron que también mantuvieron conversaciones con el promotor Ender Vega.

No obstante, aunque afirmaron que por parte de la Heend no habrá intervención alguna, no responden por manifestaciones que realicen otros grupos o estudiantes.

Una vez culminen las presentaciones, la Heend prevé el inicio de acciones concertadas como parte del voto de huelga previamente aprobado luego que la UPR presentara una contrapropuesta para eliminar las exenciones de matrícula, alegando que representan ahorros requeridos por la Junta de Supervisión Fiscal.

“La administración universitaria abandonó el proceso de mediación. La contrapropuesta que llevaron el miércoles es peor que la certificación inicial de la Junta de Gobierno de hace unos meses porque elimina del todo las exenciones de matrícula a los empleados y sus hijos. La unión rechaza de plano esa propuesta”, expresó la secretaria de informaciones de la Heend, Cristi Capetta Suro.

Explicaron que previo a esta última propuesta de la UPR, ambos comités negociadores habían llegado a un acuerdo, que había sido ratificado por los miembros de la Heend, pero quedó en nada cuando el presidente de la UPR, Jorge Haddock, entró en funciones.

El vicepresidente del sindicato reiteró, a preguntas de este medio, que para evitar una huelga, se necesitaría el compromiso de la administración universitaria para sentarse a la mesa de negociación “con un sentido de responsabilidad hacia todos los sectores universitarios”.

Por otro lado, los directivos, acompañados por miembros del comité negociador, denunciaron los recortes que la administración universitaria pretende lograr, a pesar de a los “sueldos exorbitantes” que ostentan.

En específico, denunciaron los salarios de ocho empleados de la Administración Central y cinco de la administración en el recinto riopedrense. Entre estos, resaltaron el sueldo de $48,000 del chofer del presidente de la Junta de Gobierno, Walter Alomar, y el salario de $240,000 de Haddock.

“Esos contratistas son los que tienen en ruinas a la universidad, son los que en el próximo año ya han determinado que la matricula se aumentara nuevamente, que han decidido que las exenciones de matrícula se eliminan después de haber llegado a un acuerdo con nosotros hace menos de un año”, manifestó Torres Rosario.

La Heend agrupa a 4,000 empleados de la UPR. De estos, aproximadamente 600 empleados y sus hijos o cónyuges -del total de 55,000 estudiantes en los 11 recintos- se afectarían por la eliminación de las exenciones de matrícula.

El sindicato había aprobado un voto de huelga el pasado viernes, 7 de diciembre. En ese momento aseguraron que si la UPR quiere eliminar su convenio colectivo, el voto de huelga se activará, promesa que sostienen hasta el momento.


💬Ver 0 comentarios