Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos. (Archivo/GFR Media)

A horas de confirmarse los primeros tres casos de COVID-19 en Puerto Rico, varios expertos exhortan a la ciudadanía a mantener la calma y a seguir la recomendación general de permanecer en sus hogares para evitar el contagio.

Además, urgieron a las autoridades a manejar con diligencia y premura los casos sospechosos que surjan de esta enfermedad, particularmente al tener disponibles tanto a nivel público como en laboratorios privados la toma y procesamiento de estas muestras.

“Los (casos sospechosos) que queremos en los hospitales son los comprometidos (de salud)”, dijo el médico Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico.

El pediatra advirtió que la mayoría de los contagios, cerca del 80 a 85%, se anticipa que no mostrarán síntomas o solo algunos leves, pero podrían contagiar a otros y provocarles complicaciones, especialmente a la población de adultos mayores. Por eso, urgió a la ciudadanía a que se queden en sus hogares en la medida posible y exhortó a las autoridades a desarrollar estrategias para el manejo de casos no complicados fuera de los hospitales.

Además, resaltó la importancia de que se integre al sector privado en la toma de decisiones y el manejo de esta situación pues recordó que los proveedores a nivel privado son los que van a atender a la mayoría de estos pacientes.

La prueba (diagnóstica de COVID-19) es esencial porque, sino, estamos a ciegas. No se puede controlar una pandemia sin saber (identificar) los casos”, indicó, por su parte, el infectólogo Javier Morales.

Agregó, también, que cuando comiencen a surgir más casos sospechosos se deben establecer facilidades aparte de los hospitales y las oficinas médicas para evaluarlos.

“Dios quiera no llegue el momento de cerrar todo”, dijo Morales, quien comentó que todo dependerá de la responsabilidad ciudadana en mantenerse en sus hogares.


💬Ver 0 comentarios