La primera dama y el director interino de la DEA, Uttam Dhillon, felicitaron al joven puertorriqueño. (Suministrada / AP)

La primera dama de Estados Unidos, Mealina Trump, premió al niño puertorriqueño Ean Echevarría en un certamen que promueve la prevención contra las drogas.

Echevarría recibió el galardón en la categoría de tercero a quinto grado con una fotografía que envió junto con sus compañeros en el equipo de baloncesto Blue Devils de Río Grande.

El estudiante de tercer obtuvo el reconocimiento durante una ceremonia en la sede central de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), como parte de la campaña de la agencia denominada “Cinta Roja”, para promover la prevención en escuelas y comunidades.

En la competencia artística, los estudiantes tenían que someter fotografías alusivas al mensaje de la campaña, sobre la importancia de llevar una vida sana sin drogas.

La foto sometida presenta a Echevarría, a sus compañeros de equipo, sus padres y el coach levantando balones de baloncesto y letreros que leen: “Envía un mensaje: Quédate libre de drogas”.

 

 "Lo hicimos para invitar a los niños que juegan con él a participar de la campaña de la Cinta Roja, por el significado que tiene y motivarlos a que sigan jugando y estudiando, lejos de las drogas", expresó Norberto Echevarría, padre Ean.

 "La foto fue sometida a nombre de todo el equipo. Fue una emoción tremenda cuando supieron que habían ganado. Para el nene, la experiencia fue enorme, ir allá y conocer a la primera dama", agregó.

Melania Trump y el director interino de la DEA, Uttam Dhillon, encabezaron la ceremonia, en la que 150 estudiantes de diferentes lugares de Estados Unidos juramentaron para tener una vida sin drogas.

“Necesitamos continuar motivando a los adolescentes y adultos jóvenes que han caído en la adicción para que sean valientes admitiéndolo, hablarlo y buscar ayuda”, expresó Melania Trump, durante el evento.

“Esto incluye a los cigarrillos electrónicos y el vaping. Es importante que trabajemos para educar a los niños y las familias sobre los daños asociados con este hábito. Mercadear este producto adictivo debe detenerse”, agregó.

La campaña del “Cinta Roja” surgió de la trágica historia del asesinato del agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena, en 1985. Mientras investigaba una organización de narcotráfico en México fue secuestrado, torturado y asesinado. 

Poco después, miembros de su comunidad en Caléxico, California, comenzaron a llevar una cinta roja en honor al sacrificio de “Kiki”. Ahora se promueve en todo Estados Unidos, con la participación de otras agencias.

En Puerto Rico, el director de la DEA para la región de Caribe, AJ Collazo, indicó que llevarán cabo varias actividades para promover la prevención contra la adicción a drogas.

Después de iluminar el fuerte de San Felipe del Morro y el Cuartel de Ballajá en san Juan, fueron al recinto de Bayamón de la Universidad Ana G. Méndez para charlas, las cuales serán llevadas la próxima semana a escuelas en varios municipios, como Naranjito, y el colegio Sagrado Corazón de University Gardens.

“Educar sobretodo a los niños y jóvenes no puede ser tarea de una sola agencia. Por eso, en El Morro, nos dimos cita agencias federales y estatales”, expresó Collazo. “No solo trabajamos juntos para desmantelar organizaciones con actividades ilícitas, si no que también trabajamos unidos en el alcance comunitario”.



💬Ver 0 comentarios