Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Montañas de cenizas en Guayama continúan a merced de los vientos (horizontal-x3)
La JCA le impuso una multa a AES una multa de $25 mil y Vázquez indicó esta mañana que le impondrán una segunda sanción. (Especial para GFR Media / Xavier García)

Guayama - Mientras miles de puertorriqueños se refugian en lugares seguros para aminorar el embate del huracán Irma, en su paso por el Caribe, decenas de estibas de cenizas de la planta cogeneradora AES, yacen a la intemperie, representando una amenaza a la salud de las comunidades cercanas.

Un equipo de GFR Media pudo observar las montañas almacenadas del residuo de carbón desde una de las carreteras aledañas a la empresa. Enseguida fuimos removidos del lugar por un guardia de seguridad.

Esta mañana la presidenta de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), Tania Vázquez reconoció que a AES no ha acatado la orden de la agencia de cubrir, con un material resistente a fuertes vientos, los residuos de combustión de carbón o el material sintético Agremax que almacene al aire libre en sus instalaciones.

La JCA le impuso una multa a AES una multa de $25 mil y Vázquez indicó esta mañana que le impondrán una segunda sanción.

Para evitar que un levantamiento de polvos fugitivos pueda poner en riesgo la salud y la seguridad de los residentes de las comunidades aledañas a AES durante el evento atmosférico, la JCA ordenó a la cogeneradora a cubrir, con un material resistente a fuertes vientos, los residuos de combustión de carbón o el material sintético Agremax, que almacene al aire libre en sus instalaciones.

Tras una visita realizada por dos inspectores de la JCA a las instalaciones de AES, se pudo comprobar que la empresa no había protegido el material expuesto, por lo que, reunida hoy en la tarde, la Junta de Gobierno de la JCA determinó imponer la multa y otorgar el plazo de seis horas para mostrar cumplimiento.

El presidente de AES, Manuel Mata, sostuvo, en una carta enviada el sábado pasado, que todas las cenizas generadas por la operación de la planta se mantienen en silos cerrados en todo momento, “con un sistema de filtros para el control del polvo fugitivo”.

En cuanto al material que descansa a las afueras de las instalaciones, lo identificó como piedras de carbón y Agremax, el cual aumenta su solidez y peso mediante el constante humedecimiento, por lo que “en caso de temporal, esa pila se endurecería aun más con la lluvia”.

Por otro lado, en cuanto a los efectos de las correntías de aguas pluviales, Mata indicó que el agua que entra en contacto con el área de almacenamiento se recoge por medio de un sistema de canales y se acumula en una laguna que cuenta con un revestimiento sintético, por lo que “no sale de la planta”. Con ese dato, la JCA ya dio por cumplida esa orden.


💬Ver 0 comentarios