Un grupo de activistas feministas solicitó hoy, sábado, la apertura de las playas para practicar deportes acuáticos y terapias. Se manifestaron en la Playa Último Trolley.

Un grupo de mujeres preocupadas con el medioambiente y la protección de los espacios naturales se reunió hoy en la playa del Último Trolley, en Ocean Park, para exigirle al gobierno la reapertura de las playas y otras áreas de recreación en beneficio de personas que realizan actividades al aire a favor de su salud.

“El gobierno está hablando de la reapertura, sin protocolos ni medidas para proteger a sus trabajadores, y también de iglesias cristianas, pero no se nos permite (utilizar estos espacios) para cuidar nuestros cuerpos, tanto física como emocionalmente”, denunció Angélica Acosta, portavoz de la Coalición 8 de Marzo y del Frente Socialista.

La manifestación contó también con la participación de representantes de las organizaciones Amigos del Mar y Mujeres que Abrazan la Mar, quienes en una manifestación pacífica reclamaron la importancia de las playas como espacios de recreación y sanación.

“Los beneficios del mar no solo ayudan lo emocional, sino lo físico, a personas con problemas de movilidad, artritis y problemas respiratorios, entre otros”, dijo.

Acosta advirtió que la reapertura de las playas debe realizarse de forma ordenada y en un horario que no se limite solo de 8:00 a.m. a 3:00 p.m. pues este no le permite el disfrute de estos espacios a personas que laboran en esas horas.

Agregó que se debe aprovechar como estos meses de restricciones en horarios y espacios han sido de beneficio para el medioambiente, con aguas más limpias, aire menos contaminado y animales regresando a las costas del país, como el anidaje de tinglares.

“Es importante la colocación de contenedores de reciclaje y de proteger nuestras playas de guantes y otros desechos plásticos”, indicó.

Por otra parte, comentó que se debe insistir también en la protección de la zona marítima y evitar su invasión y traspaso, incluso en los patrullajes de las autoridades.

“El gobierno ha sido irresponsable en manejar esta pandemia y no han llamado al sector social, deportivo y sicológico, solo al comercial y las iglesias cristianas (para su reapertura)”, deploró.

(Vanessa Serra Díaz)

Acosta anticipó que los colectivos que hacen estas denuncias tendrán reunión el martes para discutir esta situación y nuevas actuaciones en favor del rescate de los espacios marítimos en favor de la salud.

“Hay que reabrir con educación, protegiendo el mar y la salud del pueblo”, concluyó.

En resumen, la Coalición 8 de Marzo le exigió a la gobernadora Wanda Vázquez Garced y los jefes de agencias concernientes a la reapertura de playas y espacios propicios a actividades al aire libre las siguientes peticiones:

1. Que reabran las playas y los parques de una manera ordenada y con las debidas medidas de prevención para usarlos como espacio de sanación y recreación, tan necesarios para restablecer la salud física y emocional en estos momentos de crisis de salud pública.

2. Que se amplíen los horarios de uso de espacios naturales de manera que se tenga en cuenta a las personas trabajadoras y sus necesidades.

3. Que se permita realizar deportes en playas y parques sin temor a que se criminalice a las personas por ello.

4. Que se tomen medidas urgentes para frenar que guantes, mascarillas, recipientes de comida, y otros desechos plásticos lleguen a los cuerpos de agua y a nuestras playas.

5. Que se prohíba el uso de plásticos en el agua que no sean de primera necesidad, como los flotadores, botellas plásticas.

6. Que se comience una campaña educativa a nivel nacional y se coloquen contenedores de reciclaje en todas las playas y otras áreas naturales para evitar que las personas las contaminen cuando retomen las visitas.

7. Que se protejan los más de 490 nidos de tinglar que existen en estos momentos, y que se prohíba el uso de vehículos todo terreno o cualquier otro vehículo de motor en las playas, incluyendo los de la Policía.

8. Que se protejan las aguas y los animales que las habitan, como los grupos de manatíes y delfines que hemos visto en las últimas semanas, evitando el uso de botes, yates, motoras acuáticas, entre otros.

9. Que no se otorguen contratos ni permisos para invadir zonas sensibles, en particular las playas.

10. Que se investigue cómo el Negociado de la Policía impacta ecosistemas completos en las playas al hacer actividades de vigilancia durante las horas del toque de queda.


💬Ver 0 comentarios