De acuerdo con las organizaciones magisteriales, hay preocupación entre los maestros y los padres de estudiantes por la seguridad en los planteles ante nuevos eventos sísmicos. (GFR Media)

Dos de las principales organizaciones magisteriales le exigieron hoy, jueves, al Departamento de Educación que publique los informes completos de las inspecciones que se han realizado en las escuelas públicas, particularmente aquellas que están pautadas para iniciar clases la semana que viene.

Las presidentas de la Asociación de Maestros y de la Federación de Maestros, Elba Aponte y Mercedes Martínez, respectivamente, indicaron que es necesario que haya transparencia en los procesos para reabrir los planteles tras los terremotos que se han registrado en las pasadas semanas y que han impactado mayormente la zona sur de la isla.

Martínez, por ejemplo, manifestó que existen dudas y preocupaciones con las certificaciones que la agencia entregó a los directores escolares. Educación se basó en estas certificaciones para autorizar la apertura de las primeras 224 escuelas públicas.

“Esas certificaciones son un desastre, son una chapucería. No hay un formato, los ingenieros están escribiendo lo que les parece. Hay certificaciones que aparecen en blanco, hay unas que tienen detalles, hay unas que son generales…. ¿Cómo es posible? El informe no se está discutiendo (en las escuelas), solo se está presentando la certificación”, señaló Martínez.

“La gente tiene derecho a saber a qué se expone”, añadió.

Hoy regresaron los maestros a las 224 escuelas que primero reiniciaron los trabajos. En estos planteles se realizarán casas abiertas el lunes, mientras que las clases para los estudiantes comenzarán el martes, 28 de enero y miércoles, 29 de enero.

En las certificaciones, los ingenieros que evaluaron las condiciones de cada plantel los clasifican en una de tres categorías: las escuelas verdes están aptas para abrir, las escuelas amarillas están parcialmente aptas debido a que sufrieron daños menores o daños en solo algunas estructuras, y las escuelas que no están aptas para abrir se clasifican como rojas.

La presidenta de la Asociación de Maestros destacó que hay ansiedad entre los padres, maestros y estudiantes. La líder magisterial sostuvo que aunque la organización ha visto algunas certificaciones y hallazgos, no ha tenido acceso a la información de todas las escuelas.

“Lo importante es la tranquilidad y la seguridad de todos, y para eso le pedimos al secretario que se presenten las certificaciones y hallazgos de todos los planteles, porque nos preocupa mucho que hay escuelas identificadas como aptas, pero entre los hallazgos dice que hay riesgo de colapso”, expresó Aponte.

El secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, indicó que la agencia ya solicitó a los expedientes completos de cada escuela a las firmas de ingenieros que se han completado los trabajos. Estos documentos se publicarán el internet, aseguró el secretario, pero no pudo precisar cuánto tardará.

“Vamos a tener la mayor apertura y los formularios van a estar disponibles, sí. Pero no podemos detener el inicio de clases en lo que se preparan todos los expedientes físicamente. Vamos a seguir haciendo el proceso de inicio de clases según confirmado con la certificación oficial”, expresó Hernández Pérez.

Al momento, se han completado las inspecciones de 561 de las 856 escuelas públicas, indicó el secretario.


💬Ver 0 comentarios