Pedro Pierluisi en su primera rueda de prensa como gobernador desde La Fortaleza. (Xavier J. Araújo Berríos)

Pedro Pierluisi juramentó este viernes como el nuevo gobernador de Puerto Rico, poco más de una hora después que la Cámara de Representantes confirmara al funcionario como secretario de Estado y como segundo en la sucesión por la gobernación.

De esta forma, el ex comisionado residente sustituye al renunciate Ricardo Rosselló Nevares, quien dejó la gobernación efectivo hoy a las 5:00 de la tarde.

“Luego de que la Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobara el nombramiento del licenciado Pedro R. Pierluisi como secretario de Estado, se procederá de acuerdo con el estado de derecho vigente. Por lo tanto, de acuerdo con el Artículo 1 de la Ley Núm. 7 de 24 de julio de 1952, según enmendada, el secretario de Estado, Pedro R. Pierluisi, será juramentado como próximo gobernador de Puerto Rico", dijo Rosselló en un comunicado de prensa.

El pasado miércoles, Rosselló envió el nombramiento de Pierluisi como secretario de Estado a la Cámara y al Senado.

La juramentación de Pierluisi este viernes como primer ejecutivo se fundamenta, en gran medida, en una enmienda del 2005 a la ley de sucesión de Puerto Rico que establece que el secretario de Estado no tiene que tener confirmación del Senado y la Cámara de Representantes para reemplazar al gobernador de manera permanente.

Varios expertos en derecho constitucional han estimado que este estatuto es inconstitucional por lo que, en teoría, con la juramentación de Pierluisi, se podría abrir una nueva controversia legal sobre la sucesión en el gobierno, ya que el Senado no ha sido confirmado en el cargo. De hecho, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, ha expresado su oposición a que Pierluisi sea el sucesor del gobernador en el Palacio de Santa Catalina.

“El Artículo IV, Sección 7 de nuestra Constitución establece lo siguiente: cuando ocurra una vacante en el cargo de Gobernador producida por muerte, renuncia, destitución, incapacidad total y permanente, o por cualquier otra falta absoluta, dicho cargo pasará al Secretario de Estado, quien lo desempeñará por el resto del término y hasta que un nuevo Gobernador sea electo y tome posesión", lee el comunicado de Rosselló, quien se fue de la gobernación sin dar la cara al país ni ante los medios.

“La Constitución también establece la facultad de realizar nombramientos mientras la Asamblea Legislativa no esté en sesión que advengan al cargo en propiedad. La Ley 7 de 24 de julio de 1952, según enmendada establece que no será necesario que el Secretario de Estado haya sido confirmado para asumir la gobernación de manera permanente. El Departamento de Justicia aclaró en su ponencia ante la Legislatura, al enmendarse dicha Ley en 2005, que el texto constitucional no requiere la confirmación y que en caso de emergencia no se debe exigir tal requisito. Esta aclaración fue acogida por la Asamblea Legislativa. Bajo dicho ordenamiento jurídico, siendo nombrado en receso el Secretario Pedro Pierluisi y adviniendo vacante la gobernación, corresponde este juramente como nuevo Gobernador por el resto del presente término", concluye el parte de prensa en el que explica la razón para dejar a Pierluisi en el cargo.

Más temprano en el día, la Cámara realizó una vista en el que el nominado a secretario de Estado contestó preguntas de los representantes y, más tarde, durante la sesión, fue confirmado con el mínimo de 26 votos. Todavía resta que sea confirmado en el Senado, que citó una vista el próximo lunes 5 de agosto y votará sobre su nombramiento el miércoles 7 de agosto, según informó su presidente, Thomas Rivera Schatz.

Una vez el gobernador emitió su comunicado de prensa en el que anunciaba que dejaba a Pierluisi en el cargo, Rivera Schatz regresó a Twitter y Facebook para expresar su opinión y condenar la acción del gobernador.

“Las recientes expresiones del gobernador saliente sobre la forma de transicionar luego de su bochornosa salida son mas que elocuentes. Reflejan sus verdaderas intenciones. Nunca se arrepintió de nada. No respetó el reclamo del pueblo. De hecho, se burlo, utilizando nuevos cómplices. Cada puertorriqueño puede llegar a sus propias conclusiones. La burla, la mentira el comportamiento anti ético e ilegal fue viral. Los que traicionaron a Puerto Rico quieren perpetuarse inescrupulosamente. Nadie debe perder la fe. La ley, el orden, la moral y el bien común prevalecerán", declaró el presidente senatorial.


💬Ver 0 comentarios