El Municipio de San Juan y la empresa Jafer Construction aún no llegan a un acuerdo en la demanda por incumplimiento de contrato, a la vez que la vía continúa deteriorándose

El asesor legal del Municipio de San Juan, Frank Torres Viada, confirmó que el ayuntamiento y la constructora Jafer Construction, a cargo de la reconstrucción de la calle Fortaleza, todavía no han llegado a un acuerdo en el pleito legal por un alegado incumplimiento de contrato de la empresa.  

“No hay un acuerdo entre las partes, la demanda ahora está en lo que se conoce en los procesos de descubrimiento de prueba, particularmente por la naturaleza técnica de este caso, que es un caso que tiene que ver con construcción y con diseño”, dijo el abogado a El Nuevo Día.

Ayer el deterioro de los adoquines de la calle Fortaleza, en Viejo San Juan, quedó evidenciado una vez más durante una inspección de la vía que realizaron cuatro peritos del ayuntamiento y la constructora como parte del proceso legal que enfrentan.

Aunque un grupo de trabajadores sacaba con una pala los adoquines afectados en un tramo de la vía en el cruce con la calle Cristo, el esfuerzo que tenían que hacer para removerlos era mínimo por la facilidad de movimiento que tenían.

Cada adoquín que se sacaba daba signos a simple vista de fragilidad y desgaste.

“Ellos están haciendo unas pruebas en el campo, para luego ir a sus oficinas, hacen los cálculos y ofrecer entonces sus opiniones. Cuando los peritos tengan sus informes y opiniones, los abogados entonces entramos cuestionar los peritos de lado a lado”, aseguró Iván Fernández, abogado de Jafer Construction, sobre la fase en la que se encuentra la demanda.

Los adoquines, que se instalaron como parte de la reconstrucción de la vía que inició la administración del exalcalde de la capital Jorge Santini, tienen por debajo una capa de arena y una de cemento.

Aunque el proyecto está diseñado para que la instalación de los adoquines funcione como un “zipper”, esta modalidad no ha funcionado. Algunos adoquines se rompieron y la mayoría se separaron.

El Municipio de San Juan argumenta en el tribunal que el problema de la vía es más profundo que el asunto de la resistencia de los adoquines.

Dos estudios que comisionó el ayuntamiento en 2014 y 2015 arrojaron que este material no contaba con la resistencia de compresión necesaria para la carretera.

Torres Viada indicó que la constructora no ha refutado los resultados de los estudios, pero que hay otras controversias que han provocado que las partes no lleguen a un acuerdo.

El contratista falló en proveer unos adoquines lo suficientemente fuertes para cumplir con las especificaciones y con el contrato que otorgó con el Municipio de San Juan. Lo que ocurre es que, como parte del trámite del pleito, hay otras controversias y otros elementos técnicos que tienen que ver con asunto de diseño, con asunto de materiales, con asunto dela ejecución de la construcción misma y es parte del proceso de descubrimiento de prueba”, indicó.

Según el contrato, Jafer Construction era el responsable de comprar los adoquines. Ante eso, la empresa adquirió el material a la Fábrica de Bloques de Vega Baja, compañía que se acogió a la Ley Federal de Quiebras en 2017.

“Uno de los lugares a los que apunta (el problema) es a los adoquines en sí. Esos adoquines estaban requeridos por el plano y las especificaciones que se compraran a esa fábrica específicamente y a esos se le compraron. Ahora dieron un problema”, acotó el abogado de la constructora.

El asesor legal del Municipio de San Juan se mostró confiado en que el ayuntamiento pueda prevalecer en el pleito, a la vez que adelantó que el proceso podría demorar aún más.

“La expectativa del municipio no es nada menos que prevalecer en el pleito, lo que se está solicitando como remedio en la demanda, que es la expectativa que esperamos darles a los ciudadanos de San Juan, es que el contratista cumpla con el trabajo que se obligó a cumplir y eso es lo que se está solicitando”, estableció el letrado.

Mientras, Hernández indicó que los peritos tendrán que volver a la vía para inspeccionar otras áreas afectadas para compararlas con otros tramos.

“Vamos a tener que regresar porque se están buscando buenas y malas para no tapar nada, más arriba, más abajo, donde hay más pendiente y menos pendiente”, estableció.

Por su parte, el arquitecto Andrés Rivera, presidente de la Sociedad la Sociedad Puertorriqueña de Dibujo de Edificios Históricos, dijo que mientras más pasa el tiempo, el estado de la carretera se deteriorará más.

El historiador aseguró que Viejo San Juan está experimentando “un movimiento exagerado de construcción” en edificios que tiene efectos directos sobre la calle Fortaleza y otras vías adoquinadas en el casco histórico de la capital.

“Esa actividad está impactando los edificios y en las mismas calles porque tienes que transportar losas que son bien pasadas. El problema no es solo el peso, sino la vibración”, sostuvo.

Asimismo, dijo que no importa cuál sea el resultado del pleito legal entre el Municipio de San Juan y Jafer Construction, la calle Fortaleza no se puede solamente remendar.

"No puedes remendar, aquí hay que hacer es arreglar las cosas y arreglar significa volver al origen. Si tu remiendas algo, a la larga te va a dar problema”, acotó.


💬Ver 0 comentarios