La caravana de la manifestación recorrió varios puntos de San Juan, incluyendo el área del Capitolio. ([email protected])

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

La organización Coalición 8 de Marzo (8M) llevó a cabo una protesta en San Juan para denunciar el manejo del gobierno ante la emergencia del COVID-19 y exigir que se aumente la cantidad de pruebas entre los ciudadanos para detectar el nuevo coronavirus.

Las medidas de distanciamiento social no detuvieron a los manifestantes, pues en sus vehículos, recorrieron en caravana varios puntos de la ciudad.

Entre sus reclamos -planteados en un comunicado de prensa- consideran que, como en otros países, Puerto Rico debe atender con urgencia la necesidad de realizar pruebas y reportar los hallazgos con prontitud para poder manejar esta amenaza a la salud pública.

"El mal manejo del proceso de adquisición de bienes tiene como consecuencia que hoy, a casi dos meses de decretada esta emergencia, carecemos de datos que permitan conocer si las medidas adoptadas han servido para proteger a nuestra población", señaló Stephanie Nieves, portavoz de la Coalición 8M, en declaraciones escritas.

Específicamente, el grupo exige el uso de pruebas apropiadas, rastreo de casos positivos, publicación de datos actualizados que incluyan variables como género, casos con síntomas y asintomáticos, zonas geográficas, personas contagiadas que se han recuperado.

Además, reclaman que el gobierno abandone el sistema de salud privado y en su lugar se adopte un sistema de salud pública universal, que garantice el derecho constitucional y humano a la salud en todo momento, en especial ante esta pandemia de COVID-19.

Asimismo, la entidad señaló que la emergencia del COVID-19 hace más visible que las mujeres están a cargo de trabajos esenciales, por lo que están en mayor riesgo de contagio.

"La mayoría de las tareas en el manejo de la salud y cuidados, mantenimiento, limpieza y línea de distribución de alimentación son realizadas por mujeres", expresó Vanesa Contreras, una de las portavoces del 8M.

"Es inexplicable que en momentos que debiéramos fortalecer los servicios de salud los hospitales estén despidiendo a sus empleados. Esto carece de sentido. Es vital que los hospitalesdetengan los despidos de su personal", agregó.

Aunque no señaló casos específicos, cuestionó que haya patronos en los sectores público y privado que hayan convocado a sus empleados a reportarse sin proveerles el equipo de protección adecuado, como mascarillas, guantes y batas, entre otros.

De igual manera, la Coalición 8M alertó que uno de los renglones que deben atenderse con igual diligencia se relaciona con los servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo métodos de contracepción y aborto, por ser servicios de salud esenciales.

Estos son algunos de al menos 15 reclamos que planteó la organización, para que todos los sectores estén representados en las medidas adoptadas y decretadas por la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

Dichos reclamos también incluyen acciones para atender la escalada en violencia de género, la transversalidad e interseccionalidad en el manejo de las condiciones de vida de las personas pobres, negras, migrantes, LGBTTQI+, con diversidad funcional, sin hogar, confinadas, entre otras poblaciones.


💬Ver 0 comentarios