Díaz Atienza también es el representante de la gobernadora Wanda Vázquez ante la Junta de Supervisión Fiscal. (GFR Media)

El presidente ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Elí Díaz Atienza, presentó hoy su renuncia, que será efectiva el 27 de febrero.

Díaz Atienza también es el representante de la gobernadora Wanda Vázquez ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y ocupará ese cargo hasta la misma fecha o hasta que la primera ejecutiva designe a su nuevo delegado, confirmó el propio funcionario a El Nuevo Día.

Su decisión fue consultada y aprobada por la Junta de Gobierno de la AAA.

“Cuando empecé en esta posición en la Autoridad, realmente había pensado en hacer un compromiso de dos años. Pero, tras asumir el cargo, vinieron los huracanes Irma y María, la sequía y los asuntos fiscales, que hicieron que me quedara un tiempo adicional para llevar a cabo las diferentes metas propuestas en el plan fiscal y la agenda de trabajo de la corporación”, dijo en entrevista exclusiva con este medio.

“Desde hace un tiempo, tengo un deseo de regresar al sector privado y de compartir más tiempo con mi familia. Sabía que este era un proceso temporal, y creo que es el momento para empezar a hacer la transición”, agregó Díaz Atienza, quien es ingeniero.

Díaz Atienza fue nombrado a la AAA por el exgobernador Ricardo Rosselló, quien renunció, en julio pasado, tras el escándalo del polémico chat de Telegram. Esa controversia también le costó el puesto a Christian Sobrino como representante de Rosselló ante la JSF. En consecuencia, Vázquez, quien sustituyó a Rosselló por la vía constitucional, nombró a Díaz Atienza como su delegado en el organismo que controla las finanzas de la isla.

Públicamente ha trascendido que Díaz Atienza favorece la precandidatura a la gobernación del ex comisionado residente Pedro Pierluisi, quien se enfrentará a Vázquez en las primarias del Partido Nuevo Progresista.

“Es de conocimiento público que trabajé y ayudé a Pierluisi en su campaña primarista cuando iba contra Rosselló (en 2016), y que tengo buena amistad con él y su familia, pero he respetado la ley y no he entrado en posiciones políticas. La ley orgánica de la Autoridad me prohíbe trabajar en asuntos políticos mientras sea presidente ejecutivo, y he estado bien pendiente de no entrar en esos asuntos”, declaró.

Esa actitud, añadió, le permitió trabajar con Rosselló y hacer lo mismo con Vázquez, con quien dijo tener una “relación excelente, sincera y clara” y “muy buena comunicación”.

Vázquez, por su parte, agradeció la labor de Díaz Atienza.

“En momentos difíciles, aceptó el reto y demostró su capacidad, profesionalismo y pasión por trabajar a favor del desarrollo de Puerto Rico. Le deseamos el mayor de los éxitos en su carrera profesional”, expresó la primera ejecutiva en expresiones escritas.

Sin remordimientos

El funcionario afirmó que deja la AAA sin remordimientos, aunque con algunas cuentas pendientes. “Había logros que quería cumplir y lo hice”, dijo, al mencionar, por ejemplo, la reestructuración de la deuda de la corporación pública, recobrar el acceso a los fondos de la Agencia federal de Protección Ambiental y Desarrollo Rural del Departamento de Agricultura federal, y reactivar –luego de cinco años inoperante– el plan de mejoras capitales.

“La mayoría de las iniciativas fiscales se cumplieron. Ahora, lo que falta es la implementación de los planes, que va a tardar. Pienso que este es el momento perfecto para hacer la transición, además de que tengo en mi entorno una posibilidad de oportunidades profesionales en el sector privado que no puedo dejar pasar”, recalcó.

Sobre lo que deja pendiente, Díaz Atienza expresó: “Cuando empecé, tenía la idea de hacer mucho más en menos tiempo, pero los huracanes, la sequía, los asuntos fiscales y, más recientemente, los temblores causan atrasos en la implementación de las cosas”.

Aunque aseguró que los proyectos de recuperación post-María financiados por la Agencia Federal de Protección Ambiental (FEMA, en inglés) “se han movido bastante bien”, reconoció que le hubiese gustado verlos completados.

En esa línea, recomendó a quien lo sustituya que “les dé prioridad” a la ejecución del plan fiscal y las subastas de los proyectos contenidos en el plan de mejoras capitales.

El paso de Díaz Atienza por la AAA no estuvo ajeno a controversias. Según dispuesto en el plan fiscal de la corporación pública, la tarifa de agua aumentó, en 2.5% para los clientes residenciales, en 2018 y 2019, lo que generó malestar ciudadano. El alza se repetirá al inicio de cada año fiscal hasta 2023.

Asimismo, el liderato de la Unión Independiente Auténtica denunció, en múltiples ocasiones, los presuntos intentos de privatización por parte de la gerencia, particularmente con el proyecto de instalación de metros inteligentes.

Díaz Atienza fue director ejecutivo de la Autoridad de Desperdicios Sólidos durante la gobernación de Luis Fortuño. En aquella ocasión, también ocupó el puesto por tres años, dejándolo al inicio del período electoral.

“Mi salida ahora es una decisión muy mía, personal y profesional, que he ponderado por varios meses. Era parte de mi plan inicial no permanecer en la Autoridad los cuatro años”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios