Un grupo de jubilados protesta en Condado, frente a la residencia del presidente de la Junta de Supervisión Fiscal.

Tras la radicación del plan de ajuste de la deuda del gobierno central por parte de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que establece una reducción a las pensiones, un grupo de jubilados amaneció hoy, jueves protestando contra el presidente del ente federal, José Carrión, frente a su residencia en Condado.

La portavoz del grupo Construyamos otro Acuerdo, Nancy Cardona, sostuvo a través de un comunicado de prensa que el propósito de la manifestación era dejarle saber a Carrión “que no se puede esconder” mientras su sustento está en peligro.

Carrión y sus compinches en la Junta han decidido regalarle bonos de cientos de millones de dólares a los fondos buitres y ponen el peso del pago de la deuda en los que menos tienen. Eso no es justo y es bien fácil hacerlo cuando tu vida no está amenazada. Con nuestro retiro y nuestro trabajo no se juega, no lo vamos a permitir”, indicó la portavoz del grupo.

Esta es la segunda manifestación que se registra esta mañana en contra del recorte de pensiones, ya que el grupo magisterial Educamos realizó desobediencia civil más temprano frente a La Fortaleza reclamando a la gobernadora Wanda Vázquez que desista de su apoyo al plan presentado por la JSF.

La primera ejecutiva el pasado viernes avaló el recorte de las pensiones, pese a que dijo que no lo apoyaba.

Otros grupos como la Federación de Maestros de Puerto Rico y el Frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda también insistieron en que el recorte de las pensiones es “innecesario”.

Los colectivos recomendaron que se cancele la deuda ilegal y se cree un sistema de retiro unificado, medidas que, según ellos, le devolvería solvencia al Sistema de Retiro.

Áurea Cruz, quien es trabajadora social retirada, indicó que contrario a lo que sostiene la Junta, hay alternativas para salvar las pensiones.

“Estamos aquí por nosotros y por todos los demás pensionados que no pueden salir de su casa porque están postrados en una cama o porque su condición de salud no se los permite. Estamos aquí luchando y seguiremos luchando hasta lograr cero recortes en nuestras pensiones”, subrayó.

Por su parte, el organizador de la organización Center of Popular Democracy, Julio López Varona, arremetió contra el presidente de la JSF al indicar que el Banco Popular, que pertenece a familiares de Carrión, es responsable del estado en que se encuentra Puerto Rico, ya que esta institución financiera emitió deuda a sabiendas de que el gobierno no podía pagar.

“Carrión a su vez, fue socio durante años de la compañía recién contratada por el gobierno para administrar las aportaciones que le retienen a los empleados públicos para su retiro. Obviamente hay conflicto de interés por parte de Carrión y exigimos su renuncia inmediatamente”, acotó.


💬Ver 0 comentarios