La comisionada residente Jenniffer González. (GFR Media)

El presidente interino del Partido Nuevo Progresista, Thomas Rivera Schatz, sugirió a la comisionada residente Jenniffer González como la persona indica para asumir de forma definitiva la gobernación de Puerto Rico.

"Mi consejo es que nominen a Jenniffer González como secretaria de Estado lo antes posible", dijo en entrevista radial con Kike Cruz en NotiUno y agregó que es un cargo que le corresponde al partido. Reveló que una vez conocida la renuncia de Ricardo Rosselló siempre pensó que González era la candidata idónea para asumir el cargo.

Incluso, sostuvo que González era y es la persona idónea después de que Rosselló afectara a Puerto Rico al ofrecerle un puño al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la boca. 

Rivera Schatz discutió esta alternativa con el presidente de la Cámara, Carlos "Johnny" Méndez, el exgobernador Luis Fortuño y el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera. Según el también presidente del Senado, nadie se opuso.

El líder legislativo estará la semana que viene, el miércoles, en dicho programa radial, y dejó entrever que el asunto estaría resuelto para ese entonces.

Para que González llegue a la gobernación, la recién juramentada primera ejecutiva Wanda Vázquez, tendría que nombrarla a la secretaría de Estado y a su vez renunciar como gobernadora.

La determinación de los miembros del Tribunal Supremo de declarar inconstitucional la Ley 7, dejó la gobernación en manos de la quien hasta hoy fue secretaria de Justicia.

Sin embargo, distintas fuentes de El Nuevo Día dijeron que uno de los escenarios más probables es que Vázquez, nombre como secretaria de Estado a González, la actual comisionada residente en Washington.

Las fuentes indican que bajo ese escenario, durante los próximos días, Vázquez renunciaría y dejaría el campo abierto para que González tome la gobernación. La movida, indican las fuentes, ya habría sido acordada con Rivera Schatz y con "Johnny" Méndez.

Cuestionada sobre este escenario, González se limitó a decir “eso lo deciden los cuerpos y el gobernador. Yo voy a respaldar al que sea que escojan. Esa ha sido mi postura desde el día uno”. 

Todo esto se sustentaría en la decisión del Tribunal Supremo que, como confirmaron distintas fuentes a El Nuevo Día, no justifica la juramentación de Pedro Pierluisi como gobernador amparado en la Ley 7 y dando plena validez a lo expresado en la Constitución de Puerto Rico que obliga a que ambas cámaras legislativas confirmen al secretario de Estado.


💬Ver 0 comentarios