(horizontal-x3)
Ricardo Rosselló y Donald Trumpo en octubre del año pasado. (AP)

Washington.-   El gobernador Ricardo Rosselló afirmó hoy que el presidente Donald Trump no dice la verdad cuando intenta cuestionar la magnitud y el número de muertes ocurridas en Puerto Rico como consecuencia de la catástrofe que desató el huracán María.

Preguntado si ya puede decir que el presidente Trump está mintiendo, Rosselló sostuvo que “sí, verdad, esos no son los datos correctos”.

“Ni el pueblo de Puerto Rico ni las víctimas se merecen que se cuestione su dolor”, dijo Rosselló, entrevistado en el programa Al Punto de la cadena Univisión.

Hablando desde San Juan, Rosselló agregó que “es totalmente incorrecto decir que aquí no ocurrió ese número de muertos o que haya sido una conspiración de los demócratas”.

Trump ha cuestionado que hayan muerto cerca de 3,000 personas a causa del huracán María y alegado que se trata de una invención de los demócratas.

El gobernador Rosselló recordó que el estimado oficial de 2,975 muertes fue obtenido tras un estudio “robusto” que encomendó a la Universidad de George Washington (GWU).

Rosselló defendió que el 3 de octubre de 2017, en una conferencia de prensa con el presidente Trump, le dijera al inquilino de la Casa Blanca que solo habían muerto 16 personas. 

"El protocolo que teníamos inicialmente para contabilizar las muertes no era el apropiado. Tan pronto nos dimos cuenta es que encaminamos el proceso con GWU", dijo.

En el programa, los congresistas demócratas Luis Gutiérrez (Illinois) y Juan Vargas (California) acusaron al presidente Trump de racismo y mantuvieron que eso se refleja en sus expresiones sobre Puerto Rico, México y los hispanos en general.

Gutiérrez ha insistido en que el presidente Trump nunca se enfrentó a la emergencia en Puerto Rico como una emergencia que requería un mayor uso de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Por otro lado, el gobernador Rosselló también dijo que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) tiene mucho que explicar sobre por qué, en febrero de 2018, dejó a la intemperie en el aeropuerto de Ceiba unos 12 millones de botellas de agua.

"Si tenían aquí 12 millones de botellas de agua, ¿por qué no se distribuyeron? ¿Por qué se dejaron en una pista? Para mi eso no tiene explicación alguna", afirmó Rosselló.


💬Ver 0 comentarios