El gobernador minimizó la posibilidad de que esta compra a precios elevados de alguna manera afecte la credibilidad del gobierno a manejar fondos federales. (GFR Media) (semisquare-x3)
El gobernador minimizó la posibilidad de que esta compra a precios elevados de alguna manera afecte la credibilidad del gobierno a manejar fondos federales. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares defendió hoy la compra, a sobreprecio, de centenares de drones anaranjados que marcan algunas de las áreas riesgosas de las carreteras alegando que los elevados costos respondieron a que era una compra de emergencia ante los daños provocados por el huracán María a las calles de Puerto Rico.

El ejecutivo indicó que el licitador más cercano en el proceso de adquisición de estos barriles de seguridad solicitaba una remuneración $400,000 por encima de la empresa finalmente agraciada por la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT).

“Era una situación de emergencia... Cuando uno ve ese número llama la atención, pero el proceso se llevó a cabo con la claridad que pide el gobierno federal”, dijo Rosselló Nevares durante una conferencia de prensa en La Fortaleza.

“(La compra) Se hizo en momento de emergencia, con fondos federales y con las subastas que solicita el gobierno federal… Entre los postores, por mucho, era el más barato.”, añadió.

Según publicó Primera Hora, la ACT llegó a pagar $500 por barril pese a que, en promedio, estos drones cuestan alrededor de $75. Específicamente, la ACT pagó 30 drones a $103.50 cada uno y, posteriormente, adquirió otros 600 drones a $500 cada uno. La compra se hizo con fondos federales.

El gobernador minimizó la posibilidad de que esta compra a precios elevados de alguna manera afecte la credibilidad del gobierno a manejar fondos federales puesto que se siguieron todos los parámetros que exigen las agencias estadounidenses. La compra presuntamente se hizo seis días después del paso del huracán María.


💬Ver 0 comentarios