El jefe de Epidemiología del Departamento de Salud, el doctor David Capó. (GFR Media)

El jefe de Epidemiología del Departamento de Salud, el doctor David Capó, resaltó que las personas que dieron positivo a coronavirus deben ser sometidos a un segundo examen luego de 14 días en que se realizó la prueba inicial, por lo que la agencia se mantiene contactando a los pacientes para visitarlos personalmente.

Sostuvo que sobre un 70% de los 915 pacientes únicos positivos confirmados hasta el 19 de abril, ya pasaron el periodo de aislamiento.

El funcionario explicó que el proceso de seguimiento a estos pacientes comenzó "hace par de semanas" y consta de llamadas directas a las personas que dieron positivo.

Una vez el paciente es sometido a la segunda prueba, y el resultado arroja negativo, se refiere a uno de los bancos de sangre del país para que donen, voluntariamente, su plasma. Esta sería utilizada en posibles transfusiones como método alterno para mejorar el cuadro clínico de los pacientes más comprometidos.

"Los estamos llamando, los estamos identificando para que entonces nos dejen saber si voluntariamente desean donar (el plasma) y los que falten todavía de pruebas negativas los vamos a estar visitando durante este fin de semana. Tenemos el apoyo de la Guardia Nacional y de la Administración de Servicios Médicos", explicó Capó en una entrevista el miércoles con El Nuevo Día.

Capó no precisó el número total de llamadas que han realizado, pero dijo que la agencia enfrenta dificultades para obtener la información de contacto de todos los pacientes.

Según el funcionario, marzo fue el mes en que menos información de este tipo recibieron de los casos positivos por parte de los laboratorios y hospitales que realizan las pruebas.

"En muchos de los casos que faltaba el municipio, también faltaba el teléfono celular", aceptó.

Ante eso, la agencia hizo una alianza con los alcaldes para que las personas recuperadas se comuniquen con los ayuntamientos y se pongan a la dispocisión de continuar con el proceso de rastreo.

"Queremos que si esa persona quiere donar y Salud todavía no la ha llamado, que por favor se comunique con su alcaldía para que nos dejen saber y nosotros poder referirlos y que le den cita para la próxima semana. Si podemos tener una cantidad sustancial de personas que estén donando su plasma y podemos tener suficientes reservar en cada hospital, cada caso que llega a la unidad de intensivo es más probable que esté ahí por menos días", estableció.

Capó relató que ayer una paciente que la agencia se mantenía rastreando murió en una institución hospitalaria tras permanecer más de 30 días recluida en intensivo. El médico sostiene que si al principio de la hospitalización hubiera habido reservas de plasma en el hospital, quizás hubiera sobrevivido.

Este tratamiento experimental establece que cuando una persona se recupera de una infección, produce unos anticuerpos que ayudan a combatirla y que quedan almacenados en el plasma, por lo que podría ayudar a un paciente en condiciones críticas.

El plasma es la porción líquida que queda después que se han removido los glóbulos rojos, las plaquetas y otros componentes celulares de la sangre.

La semana pasada el Hospital Municipal de San Juan realizó la primera transfusión de plasma a un paciente con coronavirus. Hasta el momento se desconoce su condición.


💬Ver 0 comentarios