La legislación, ratificada la semana pasada en la Cámara baja y que es parte de una transacción bipartidista en los comités de Fuerzas Armadas, ordena además un estudio de la Oficina de Contraloría General (GAO) sobre el status de la limpieza de los antig

El Senado estadounidense terminó de aprobar hoy (82-12) el informe del comité de conferencia sobre el proyecto de autorización de gastos de Defensa que puede permitir a la Marina de Guerra destinar $10 millones para comprar equipo que facilite la explosión en cámaras cerradas, no al aire libre, de municiones en un antiguo centro de entrenamiento naval fuera de su continente, como Vieques.

Anoche, el Senado había logrado cerrar el debate sobre la medida, lo que ya garantizaba su aprobación.

La legislación, ratificada la semana pasada en la Cámara baja y que es parte de una transacción bipartidista en los comités de Fuerzas Armadas, ordena además un estudio de la Oficina de Contraloría General (GAO) sobre el status de la limpieza de los antiguos terrenos militares en la Vieques y Culebra.

Por medio de la legislación, el secretario de la Marina de Guerra tiene la facultad para destinar los fondos a la compra de equipo que permita hacer las detonaciones de municiones en Vieques en cámaras cerradas y de máquinas de corte de metales, no al aire libre.

La legislación ordena a la GAO a tener listo el informe 180 días después de que se convierta en ley el proyecto de autorización de gastos de Defensa.

La legislación indica que el secretario de Defensa debe “explorar todas las alternativas para acelerar la limpieza y el proceso de restauración ambiental que está en marcha” en Vieques y Culebra.

También sostiene que el Departamento de Defensa debe trabajar con la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA), el Servicio de Vida y Pesca Silvestre, y el gobierno de Puerto Rico para “asegurar que el proceso de descontaminación se lleva a cabo de la manera menos intrusiva para las vidas de los residentes y minimizar los riesgos de salud pública”.

El informe del comité de conferencia autoriza, además, $50 millones a la Guardia Nacional Aérea para construir un nuevo hangar en la base Muñiz del aeropuerto Luis Muñoz Marín y una instalación de comunicaciones. El hangar tendría un costo de $37.5 millones, mientras que la instalación de comunicaciones se calcula que requerirá los otros $12.5 millones. Esos fondos están asignados oficialmente en uno de los proyectos de presupuestos acordados ayer.

Esa asignación no está relacionada con los $341 millones que antes estaban destinadosa la Guardia Nacional de Puerto Rico y que fueron desviados por el presidente Donald Trump para la construcción de partes del muro que quiere levantar en la frontera con México.

El acuerdo incluye un texto que persigue incentivar -duplicando el valor de los puntos que da el gobierno federal por subcontrataciones de pequeñas empresas de Puerto Rico-, a sus contratistas.


💬Ver 0 comentarios