Alcaldía de GUaynabo. (GFR Media)

El Municipio de Guaynabo suspendió hoy, jueves, de empleo y sueldo a un empleado del ayuntamiento contra quien existe una querella por alegadamente enviar fotos y vídeos de índole sexual a otra empleada municipal.

El empleado es un teniente de la Policía Municipal, aseguró una fuente a El Nuevo Día. La empleada, por su parte, forma parte del Departamento de Reciclaje y Ornato del Municipio.

“Tan pronto advine en conocimiento de la querella, impartí instrucciones para que se suspendiera y se desarmara al querellado. También ordené que se active el protocolo establecido en el reglamento aprobado por mi administración y que se tomen todas las medidas cautelares para proteger a la víctima”, dijo por su parte el alcalde Ángel Pérez.

La fuente de El Nuevo Día indicó que no hay una querella de la presunta víctima, pero sí una del Municipio. Añadió que el alcalde se enteró de la situación cuando comenzaron a circular las imágenes entre los empleados.

“Los tiempos en que los casos de hostigamiento sexual se ocultaban, no se atendían con seriedad y se tomaban represalias contra las víctimas, son cosa del pasado. Ahora actuamos inmediatamente y garantizamos el derecho de todas las partes conforme a la ley, gracias a que implantamos el primer reglamento para atender estos casos en el Municipio”, añadió.

El ayuntamiento a sido eje de varias controversias legales precisamente por casos de acoso sexual que incluyen al exalcalde Héctor O’Neill García y a su hijo Héctor O’Neill Rosa.

“El mensaje es claro, no vamos a exponer al Municipio a nuevas reclamaciones legales por no actuar conforme la ley, como ocurrió con la pasada administración y por cuyas acciones hemos tenido que pagar millones de dólares para compensar a las víctimas”, sostuvo Pérez.


💬Ver 0 comentarios