Se espera que la temperatura máxima por el resto de semana se mantenga en los bajos 90 grados Fahrenheit. (Archivo)

Una alta presión provocará que esa semana transcurra con condiciones del tiempo mayormente estables, aseguró el Servicio Nacional de Meteorología.

De acuerdo con la meteoróloga Lee Ann Inglés, aunque se podrían desarollar algunos aguaceros en horas de la mañana en sectores del este y en la tarde en el cuadrante noroeste por los efectos locales, la actividad de lluvia será limitada.

"Se espera que este patrón continúe por el resto de la semana, pero no tenemos ninguna actividad de lluvia significativa debido a esa alta presión a través del Atántico central", detalló.

Indicó que debido a la poca nubosidad en la zona, las temperaturas máximas se mantendrán en los bajos 90 grados Fahrenheit, lo que supone días bastante calurosos. Reconoció, sin embargo, que el índice de calor podría ser mayor.

Asimismo, dijo que como las condiciones están secas, hay mayor probabilidad de que si desarrolla un fuego se exparsa más rápido. Ante eso, exhortó a los ciudadanos a ejercer precaución, particularmente en el área sur de Puerto Rico.

Inglés también sostuvo que aunque no hay ninguna advertencia por las condiciones marítimas, el mar está picado en las aguas del Atlántico con un oleaje de hasta seis pies.

"La alta presión está generando fuertes vientos en las aguas locales, por lo tanto eso resulta en condiciones marítimas picadas con un oleaje de hasta seis pies en las aguas del norte", explicó la experta al resaltar que los operadores de embarcaciones pequeñas deben ejercer precaución.

Entretanto, también existe un riesgo de corrientes marinas peligrosas para la mayoría de las playas del norte y este de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios