Cómo se transforman estos fenómenos atmosféricos desde África hasta el Caribe

El paso de una onda tropical aumentará la actividad de lluvia para hoy, jueves, especialmente a lo largo de la Cordillera Central, indicó el meteorólogo Gabriel Lojero del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) de San Juan.

Según detalló, la mayoría de la acción se encuentra ahora mismo sobre las aguas, pero a medida que el sol comience a calentar, deberíamos observar el desarrollo de aguaceros y posibles tronadas sobre tierra.

“Sería a lo largo y al norte de la Cordillera Central para tarde en la mañana y a lo largo del día”, destacó.

Lojero afirmó que se espera un día similar al pasado lunes, cuando una onda tropical débil atravesó la región, pero que no se asemejará “para nada” a los remanentes de Beryl hace 10 días.

Debido a que podrían esperar hasta dos pulgadas de lluvia, provocando acumulación de agua en zonas de pobre drenaje y deslizamiento de tierra en lugares de terreno empinado, el SNM recalcó la importancia de los ciudadanos ejercer precaución en las vías públicas.

Sin embargo, Lojero afirmó que ya para mañana y el sábado se espera aire bastante seco con particulado del polvo del Sahara, por lo que las condiciones se tornarán brumosas.

Al momento, la calidad del aire es moderada a través de la isla, según el índice reportado por la Junta de Calidad Ambiental.

Cuando el aire está moderado, la calidad es aceptable, sin embargo, algunos contaminantes pueden causar problemas de salud a personas excepcionalmente sensibles.

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), los episodios de polvo del desierto del Sahara se registran a finales de la primavera, durante el verano y temprano en el otoño. Se trata de una masa de aire muy seca, cargada de polvo del desierto, que se mueve usualmente hacia el océano Atlántico Norte cada tres a cinco días.

Este particulado afecta la salud de las personas, sobre todo en aquellas que son sensibles a los alérgenos y los que padecen de problemas pulmonares.

Las temperaturas rondarán en altos 80 grados Fahrenheit, pero la nubosidad limitaría que suban significativamente.

De otro lado, Lojero sostuvo que el mar estará picado con oleaje de hasta seis pies y vientos de hasta 20 nudos.

El riesgo de corrientes marinas es moderado para la mayoría de las playas, excepto el oeste donde el riesgo es bajo.


💬Ver 0 comentarios