Aún hace falta artículos de primera necesidad en Peñuelas, tales como pañales, agua embotellada y artículos de higiene. (GFR Media)

Unas 273 personas afectadas por los recientes sismos pasaron la noche en el refugio de la pista atlética Glidden Feliciano, en Peñuelas, informó esta mañana el director de la Oficina Municipal de Manejo de Emergencias (OMME), Juan Pablo Rivera.

La cifra es menor a la del día anterior, cuando 320 damnificados pernoctaron en la llamada “zona segura” habilitada por el ayuntamiento peñolano.

Rivera indicó que en el refugio continúan hoy las clínicas de salud física y mental. Además, personal del Hospital Menonita está vacunando a los interesados.

“Se están visitando sectores distantes y comenzaron las inspecciones (de daños en estructuras) por ingenieros del Estado”, dijo el director de la OMME.

En cuanto a los servicios básicos, Rivera precisó que el 100% del pueblo cuenta con energía eléctrica y el 95% tiene agua.

“La mayor necesidad es agua embotellada, fórmulas de bebé, pañales para niños y adultos, medicamentos OTC (‘over the counter’) y artículos de higiene personal”, resaltó.

Mencionó, por último, que en las oficinas administrativas de la alcaldía habilitadas en la “zona segura” se comenzó a brindar los servicios de la Oficina del Alcalde, secretaría municipal, compras, finanzas y recursos humanos. La alcaldía peñolana sufrió daños estructurales con los sismos, por lo que fue necesaria su reubicación.

Ayer, el alcalde Gregory Gonsález Souchet indicó a El Nuevo Día que unas 500 casas exhiben daños de distinta magnitud a casa de los temblores. De esas, 70 están en riesgo inminente de colapso. Otras cuatro ya colapsaron.


💬Ver 0 comentarios