Edgardo Mercado Pérez fue el Graduado Distinguido de la XVVIII Colación de Grados del Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana de Puerto Rico. (Suministrada)

Para el piloto Edgardo M. Mercado Pérez, de 21 años, nada compara con la libertad que siente cuando vuela sobre los mares y la tierra en un avión- o, como describió el aparato, en un gran pájaro de metal.

“La libertad que uno siente cuando uno está en el aire eso es algo inexplicable. Estar en el cielo, poder ver la bella isla de Puerto Rico desde el aire, poder disfrutar de nuevos lugares…Te sientes libre”, expresó el nativo de San Sebastián.

Mercado Pérez supo desde que estaba en escuela superior que quería perseguir una carrera relacionada a la aviación, por lo que realizar estudios en aeronáutica en el Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana de Puerto Rico fue una elección obvia.  

Tras cuatro arduos años de estudio, el joven culminó en mayo un bachillerato en Ciencias en Administración de Sistemas de Aviones en la institución universitaria con reconocimiento Magna Cum Laude.

Esta tarde, fue el Graduado Distinguido de la XVVIII Colación de Grados del recinto bayamonés, donde recibió una medalla por su liderazgo y ofreció el mensaje de despedida de la Clase 2019.

“Estos cuatro años han sido unos de mucho sacrificio, mucha lucha”, manifestó Mercado Pérez al destacar la dificultad de mudarse lejos de su familia y adaptarse al área metropolitana. “Ahora, puedo disfrutar los frutos de lo que se cosechó durante esos cuatro años”.

El recién egresado mencionó que logró sufragar su bachillerato con una beca que obtuvo luego de ser uno de los nueve ganadores en la edición de 2015 de los Premios El Nuevo Día Educador (ENDE) por su proyecto de servicio comunitario.

“En la ceremonia de premiación en mayo del 2015, salgo elegido del ganador de la categoría de Tecnología. De esa manera, gano la beca de un bachillerato pago para poder cursar mis estudios en una institución privada”, relató el joven, cuyo proyecto consistió en dar clases sobre cómo usar computadoras a estudiantes de una escuela intermedia en San Sebastián.

Desde ese entonces, además de completar el grado universitario, Mercado Pérez obtuvo siete certificaciones federales como piloto en dos años y medio. En concreto, posee licencias de piloto privado y comercial y de vuelos instrumentales y aviones multimotores, así como licencias de instructor de vuelo- que catalogó como una de las más importantes- de instrumento y de vuelo multimotor.

Actualmente, labora como instructor de vuelo en la misma institución que lo formó como piloto, por lo que, durante su último año universitario, se ha dedicado a ayudar a otros alumnos lograr sus sueños de volar. Asimismo, el exalumno, que fue presidente de la Asociación de Estudiantes Aeronáutica, se encuentra en el proceso de entrevistas para asegurar próximamente un trabajo en una aerolínea regional en Estados Unidos y Puerto Rico.  

A largo plazo, Mercado Pérez espera ser capitán de una aerolínea importante y continuar contribuyendo a su alma mater como mentor para futuros pilotos. 

“Mi servicio no termina aquí. Al contrario, nuevos retos, nuevas metas, para ser lo mejor posible para mis estudiantes y mis compañeros”, enfatizó.


💬Ver 0 comentarios