Una de las manifestaciones se desarrolló frente a la escuela Jesús Sánchez Erazo, donde un grupo de madres y padres se mostró preocupado por una grieta en el puente que usarían los alumnos para desalojar en un caso de emergencia. ([email protected]

Familiares de estudiantes de al menos tres escuelas públicas amanecieron en manifestaciones para protestar por la orden de regreso a clases pese a las condiciones de la estructuras de los planteles después de los sismos registrados desde el mes pasado.

Las manifestaciones tienen lugar esta mañana frente a las escuelas Jesús Sánchez Erazo, en Bayamón; Miguel Meléndez Muñoz, en Cayey, y Pedro Fernández, en Naranjito.

La presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez, indicó que en el caso de la Sánchez Erazo, los padres y madres de los alumnos están preocupados por las condiciones de un puente en la escuela.

"El ingeniero (que hizo la inspección) reconoce problemas con un puente que puede que colapse y es el único lugar para que los estudiantes puedan desalojar en un caso de desalojo por un movimiento telúrico", sostuvo Martínez.

"Les han faltado el respeto a esos padres y madres porque llevan toda la semana pasada intentando diplomáticamente buscar un lugar seguro para que sus hijos puedan estudiar, pero nada", agregó.

Mientras, en el caso de la Miguel Meléndez Muñoz, en Cayey, la líder magisterial indicó que el certificado emitido por el ingeniero incluye 11 comentarios.

"Tiene 11 hallazgos que son bien preocupantes. ¿Cómo es posible que hayan aprobado que se abriera esa escuela?", cuestionó Martínez.

Dijo que entre los hallazgos se señaló una pared despegada de la columna en el baño exterior de niñas, grietas en paredes de bloques y el piso del almacén de la cocina.

También se menciona grietas entre columna y pared del salón de Educación Especial, así como en paredes sobre ventanas y puertas del salón de banda.

De igual manera, se registraron grietas en el pasillo del tercer nivel y entre pared y techo del salón 307, entre otros señalamientos.

"No podemos creer que esta escuela se haya considerado como apta para abrir", expresó Martínez.

Por otro lado, expuso que la escuela Pedro Fernández, en Naranjito, abrirá tras recibir un certificado de inspección que no presenta comentarios.

"No sabemos cómo no tiene comentarios cuando se ven grietas en la escuela. Eso preocupa sobre manera a los padres y madres", expuso.

La protesta en esta escuela también fue informada por la Policía en un comunicado de prensa, que indica que la manifestación comenzó desde las 5:55 de la madrugada.

"Y todo esto es sobre los daños que se ven, porque el Departamento de Educación sigue evitando contestar las preguntas sobre si las escuelas son sismo resistentes. La historia hubiera sido otra si hubiera habido estudiantes en la escuela que colapsó en el Guánica", dijo Martínez.

"Se trata de vidas humanas. Lo único que se le pide es que se busquen alternativas para que las clases se den de forma segura. Esa es la responsabilidad del gobierno. Es vergonzoso que padres y madres tengan que estar pidiendo al Departamento de Educación que cumpla con su deber", afirmó.


💬Ver 0 comentarios