Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

FAJARDO - El gobernador Luis Fortuño acabó abruptamente una conferencia de prensa en el terminal de lanchas de este municipio cuando un ciudadano le lanzó un huevo que dio contra un letrero que leía “Inversión $8.2 millones”.

Fortuño llegó a la zona esta mañana para anunciar un proyecto para mejorar las lanchas que transportan pasajeros hacia las islas municipios de Vieques y Culebra.

Justo cuando el mandatario decía que las embarcaciones se repararían en Fajardo para crear nuevos empleos en el municipio, un manifestante se levantó, le gritó “hipócrita, cómo te atreves a hablar de empleos si tú los estás quitando” y le lanzó un huevo.

Fortuño quien, mientras hablaba abría una botella de agua porque se había ahogado, se agachó. El proyectil impactó el cartel del anuncio gubernamental.

Agentes de la Policía intervinieron con el manifestante, identificado como Roberto García Díaz, de 44 años, y lo arrastraron hasta un carro oficial. Mientras, el ciudadano gritaba “Me van a matar” y “Fortuño, te van a matar”. Cuando se le preguntaba el nombre, gritaba “soy un tipo común igual que tú”.

Fortuño salió del área a toda prisa. “Yo no tengo nada que decir, porque ustedes la prensa decidieron dejarme solo”, reclamó.

Mientras tanto y ante la mirada de decenas de la Policía, unos manifestantes que habían llegado a la zona gritaban “El pueblo reclama justicia” y “Fortuño cobarde”.

García Díaz fue transportado hasta el cuartel de Fajardo, donde evaluaban la radicación de cargos en su contra.

Su esposa, identificada como Jovina Rodríguez, dijo que éste estaba bien aunque se quejaba de haber recibido una patada y tenía en sus muñecas las marcas de las esposas. Rodríguez precisó que su esposo es ex empleado de la base naval Roosevelt Roads. Vio el incidente como un posible acto de desesperación de parte del hombre que tiene cinco hijos.

El licenciado Luis Pinto Andino asumiría la representación legal del manifestante, pero mientras el togado se transportaba desde la zona metropolitana hacia Fajardo, la licenciada Hilda Figueroa llegó al cuartel para asegurarse de que no se le violaran los derechos constitucionales.

Por su parte, un agente de la Policía que participa en la investigación llegó hasta el cuartel con el cartel impactado por el huevo que lanzó García Díaz.

Fortuño reacciona

Tras ser atacado con un huevo por un manifestante, el Gobernador dijo que dará espacio para que los obreros se manifiesten, pero que la violencia no es una opción.

Fortuño manifestó que todos podemos diferir de las miles de cesantías, pero de manera pasiva y con respeto.

En cuanto a la protesta frente a La Fortaleza, el Mandatario dijo que, aunque es un derecho legítimo llevar a cabo manifestaciones, los líderes sindicales no pueden interferir con los trabajos ordinarios en el Palacio de Santa Catalina como lo hicieron con el Campamento de la Dignidad y la Vergüenza.

Los líderes sindicales fueron removidos violentamente de la zona por agentes de la División de Operaciones Tácticas.


💬Ver 0 comentarios