Una empleada de un negocio en el área de la Plaza de Santurce comienza a guardar mesas en preparación para el cierre de comercios hasta el 30 de marzo. (Ramón “Tonito” Zayas)

La gobernadora Wanda Vázquez Garced explicó que el toque de queda decretado hoy obliga a los ciudadanos a quedarse en sus hogares las 24 horas del día desde hoy a las 9:00 p.m. hasta el próximo 30 de marzo, salvo para realizar gestiones de emergencia o compras de artículos de primera necesidad, entre otras acciones limitadas.

En momentos en que se confirmó el quinto caso positivo de coronavirus COVID-19 en el país, Vázquez Garced recurrió a la imposición de restricciones al libre flujo de personas en las calles y la aglomeración de individuos en el país.

“Todos los ciudadanos que vivan en Puerto Rico tienen que estar en sus casas 24/7, es un ‘lockdown’ total”, explicó la mandataria en entrevista con este diario y para explicar la medida que busca frenar la propagación del coronavirus.

En una orden ejecutiva publicada hoy, se detalló que las personas solo podrán salir de sus casas de 5:00 a.m. a 9:00 p.m. para adquirir alimentos, ir a farmacias, instituciones financieras o gasolineras; acudir a citas médicas, hospitales, laboratorios o centros de servicios médicos; acudir a o regresar de lugares de trabajo que no estén obligados a cerrar; y para proveer asistencia, cuidado o transporte a adultos mayores, menores de edad, personas con impedimentos.

Posterior a las 9:00 p.m., solo podrán estar en la calle las personas que tengan emergencias.

Las personas no podrán estar en las calles para ningún otra gestión. No se permitirá ir a playas o cuerpos de agua, ni se permitirá acudir a parques o áreas abiertas para hacer ejercicios, indicó la gobernadora.

“Es un ‘lockdown’ que tienen todos los ciudadanos puertorriqueños a partir de hoy. Los ciudadanos tienen un espacio para que puedan ir a las farmacias, a las gasolineras… Ese espacio es de 5:00 a.m. a 9:00 p.m.”, señaló. “Nadie puede salir de su propiedad por 14 días. Esa es la manera en que nosotros vamos a poder controlar que se desarrolle este virus en la población y evitar que se nos convierta en una crisis”, añadió.

El toque de queda está acompañado de un cierre parcial de comercios a partir de hoy a las 6:00 p.m. hasta el 30 de marzo, con excepción de los establecimientos dedicados a la venta de alimentos, distribución alpor mayor, venta de equipo médico, farmacias,supermercados, gasolineras, instituciones bancarias y aquellos relacionados a la cadena de distribución de alimentos, de medicamentos, artículos médicos o combustibles.

Ante esto, no podrán abrir las instituciones educativas privadas, las agencias de gobierno que no cumplan servicios esenciales, oficinas municipales y negocios como centros comerciales o ferreterías.

En el sector público, solo estarán trabajando los policías, personal de emergencias médicas o que son la primera línea de respuesta ante emergencias, miembros activados de la Guardia Nacional, empleados de puertos y aeropuertos, empleados esenciales del Departamento de Salud y el Departamento de la Familia, y los empleados de comedores escolares del Departamento de Educación que proveen alimentos para refugiados, detalló la gobernadora.

El toque de queda no aplica a empleados de agencias de seguridad pública o privada a nivel estatal o federal, profesionales de la salud, personal que labora en hospitales, farmacias, farmacéuticas, instalaciones de biociencia o centros de salud, personal que se encuentre trabajando en la cadena de distribución al por mayor y manufactura de bienes y alimentos, personal que trabaja en infraestructura crítica, centros de llamadas, personal de puertos y aeropuertos, miembros de la prensa, o aquellos ciudadanos que tengan situaciones de emergencias.

“Estos empleados estarán autorizados a transitar en vías públicas de camino a su trabajo y regreso a su hogar en el horario que sea necesario”, lee la orden ejecutiva.

Los ciudadanos que incumplan con la orden ejecutiva se exponen a una multa que no excederá de los $5,000 o una pena de reclusión no mayor de seis meses.

Vázquez Garced sostuvo que, por el momento, no se darán órdenes adicionales a policías o miembros de la Guardia Nacional para que hagan valer la orden ejecutiva.

“Entiendo que no debe ser necesario que se recurra a esa alternativa. Lo más importante es que las persona permanezca en sus viviendas 24/7”, añadió la mandataria.


💬Ver 0 comentarios