Vista de la entrada de El Yunque tras el paso del huracán María. (GFR Media)

El hotel Wyndham Grand Rio Mar Puerto Rico Golf and Beach Resort destinó parte los recaudos de su festejo de verano a la recuperación y conservación del Bosque Nacional El Yunque.

Específicamente, de los más de $6,000 recaudados en el evento Rio Mar Summer Soirée, celebrado en el Clubhouse de la hospedería, se donaron $2,605 a la Fundación Amigos del Yunque, entidad aliada al Servicio Forestal federal en iniciativas para proteger y reforestar el bosque, se informó en comunicado de prensa.

Amigos del Yunque impulsa distintos proyectos para optimizar la experiencia de quienes visitan el bosque, y lo promueven como principal atractivo turístico natural de Puerto Rico.

Por otro lado, el hotel destinó $3,500 para adquirir mochilas con artículos escolares para niños del área este. A esa cifra se sumaron donaciones de empleados y miembros de la comunidad de Río Mar, para lograr acumular un total de 280 mochilas. El Wyndham Grand Rio Mar Puerto Rico Golf and Beach Resort se unió al Municipio de Río Grande, en un evento celebrado en la plaza de recreo de dicho pueblo, para entregar las mochilas previo al inicio del año académico en agosto.

“La familia del Wyndham Grand Rio Mar Puerto Rico Golf and Beach Resort se siente muy orgullosa de formar parte de la comunidad de Río Grande. Nuestro entorno es parte importante de lo que somos y parte esencial de lo que ofrecemos a quienes nos visitan. Este tipo de esfuerzo es una de las formas con las que buscamos aportar al desarrollo de esa comunidad que nos ha acogido y a la que nos honra pertenecer”, dijo en el comunicado el gerente general Nils Stolzlechner.

Otras iniciativas ambientales

El Wyndham Grand Rio Mar Puerto Rico Golf and Beach Resort participa en otras iniciativas ambientales.

Por ejemplo, tras el paso del huracán María, entregó a la National Forest Foundation una donación de $16,000 para ayudar en la restauración y recuperación de El Yunque. El donativo se usó para restaurar el puente Angelito y sus veredas.

También, un grupo de voluntarios del resort visitó la cueva María de la Cruz, en Loíza, para ayudar a la restauración ecológica de la comunidad de abejas y plantar árboles endémicos en el parque. Este fue un esfuerzo en colaboración con la organización Para la Naturaleza.

Según el comunicado, la hospedería desarrolló una alianza con el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales para salvaguardar el área de mangle cercana a la propiedad, así como para tomar medidas especiales de protección a los tinglares en la zona playera durante su época de anidamiento, bloqueando el acceso a la playa al atardecer durante el verano.

Por último, el hotel puso en marcha un plan para eliminar el uso de sorbetos plásticos en todas sus instalaciones. El equipo de Wyndham Grand comenzó a agotar su suministro de sorbetos de plástico a finales de 2018 y ofrece a sus huéspedes sorbetos biodegradables.


💬Ver 0 comentarios