Las expresiones surgen en momentos en los que ha salido a la luz pública contratos millonarios de varias figuras con el Departamento de Educación por concepto de servicios educativos y servicios de adiestramiento y orientación.
En agosto pasado, la Cámara de Representantes dio paso a un proyecto para aumentar el salario base de los maestros a $2,700 mensuales.

La Asociación de Maestros y su brazo sindical, la Local Sindical, reclamaron hoy al gobierno y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que atiendan los reclamos para mejorar el salario de los maestros del sistema escolar público, particularmente ante la posible aprobación del Plan de Ajuste que establecería cambios a su sistema de retiro.

A días para que los maestros regresen a las escuelas y poco más de una semana para el primer día de clases, el presidente de la organización magisterial, Víctor Bonilla Sánchez, argumentó que la quiebra del gobierno no debe usarse como “excusa” para no conceder el aumento.

“Si no se atiende este reclamo, el país podría sufrir un éxodo de maestros y se tendrá que atener a las consecuencias”, indicó Bonilla Sánchez en declaraciones escritas.

La secretaria general interina de la Local Sindical, Sybaris Morales, recordó que un proyecto de ley de la Cámara de Representantes propone aumentar el salario base de los maestros a $2,700 mensuales. La Asociación de Maestros endosó esa medida, aunque su reclamo es que el salario base aumente a $3,500.

El salario base de los maestros está en $1,750 desde 2008.

“El último aumento al salario base del magisterio fue en el 2008, hace 13 años. Desde entonces, los maestros han visto cómo se les ha otorgado aumentos bien merecidos a otros trabajadores, mientras la clase magisterial se ha quedado rezagada siendo la peor remunerada de todo el servicio público. El país entero puede dar fe que aún con las pésimas condiciones salariales y laborales que enfrentamos, el magisterio siempre se ha mantenido en pie trabajando con el mismo tesón de siempre porque nos mueve nuestra vocación, nuestro amor al servicio y el interés que tenemos porque nuestros estudiantes sigan adelante”, manifestó Morales.

En los últimos años se han concedido aumentos a maestros activos, pero no se ha tocado el salario base que se otorga a los educadores cuando entran al sistema educativo. Asimismo, la Asociación de Maestros y otras organizaciones magisteriales han tenido que presionar al gobierno, incluyendo en los tribunales, para que esto aumentos fueran extensivos a los maestros transitorios, que son los que no cuentan con puestos regulares.

Morales y Bonilla Sánchez argumentaron que el gobierno puede financiar el aumento con fondos federales asignados al Departamento de Educación para el manejo de la pandemia de coronavirus.

“Hoy, hacemos un llamado a todos los maestros y trabajadores docentes del Departamento de Educación: esta lucha no ha terminado. Es momento de unirnos bajo una sola voz y con un solo reclamo: justicia salarial ahora. El tiempo de esperar se acabó. La paciencia de nuestros maestros se agotó”, indicó Bonilla Sánchez, al hacer un llamado a otros grupos magisteriales a unirse en el mismo esfuerzo a favor de aumento salarial.

“Basta ya de protagonismos. Basta ya de utilizar la quiebra del país como excusa para darle largas al asunto. Basta ya de ofrecernos migajas sin una solución concreta que le provea al magisterio una mejor calidad de vida. Basta ya de pedirnos sacrificios si los que toman decisiones nos han demostrado que ellos mismos no están dispuestos a hacerlos. Que lo tengan muy presente los políticos y los emisarios de la quiebra: nuestros 26,000 miembros están atentos y nunca van a olvidar el maltrato al cual se nos ha sometido con el asunto del salario, el retiro, la carrera magisterial y nuestras condiciones laborables”, agregó.

💬Ver comentarios