Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Además de afectar su crecimiento y desarrollo, ingerir bebidas alcohólicas a temprana edad expone a los menores de edad a conductas riesgosas. (GFR Media)
Además de afectar su crecimiento y desarrollo, ingerir bebidas alcohólicas a temprana edad expone a los menores de edad a conductas riesgosas. (GFR Media)

Se estima que unos 33,000 adolescentes en Puerto Rico consumen alcohol en atracón, una peligrosa modalidad que en inglés es conocida como “binge drinking”, lo que consiste en beber cuatro o cinco tragos de corrido en muy poco tiempo.