Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

“Nos estamos muriendo aquí y no puedo entender que la nación más grandiosa del mundo no pueda descifrar la logística para una pequeña isla de 100 millas por 35 millas”, señaló Carmen Yulín Cruz.
“Nos estamos muriendo aquí y no puedo entender que la nación más grandiosa del mundo no pueda descifrar la logística para una pequeña isla de 100 millas por 35 millas”, señaló Carmen Yulín Cruz.

Por Jomar José Rivera Cedeño / Especial El Nuevo Día

“Si alguien allá afuera nos está escuchando, nos estamos muriendo y ustedes nos están matando con su ineficiencia y su burocracia”.

Estas fueron parte de las expresiones que realizó la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, durante una conferencia de prensa en la que envió un mensaje de emergencia al mundo y en la que agradeció a entidades y personas privadas por los suministros brindados ante su “grito de ayuda”, el que no ha sido respondido de igual forma –según denunció- por el gobierno local y federal.

“Nos estamos muriendo aquí y no puedo entender que la nación más grandiosa del mundo no pueda descifrar la logística para una pequeña isla de 100 millas por 35 millas”, señaló Cruz en la conferencia de prensa en el coliseo Roberto Clemente de Hato Rey en la que fue crítica de la gestión del gobierno federal, en especial la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

“Me cansé de ser cortés. Me cansé de ser políticamente correcta. Estoy furiosa. Por eso le pido a los miembros de la prensa a enviar un llamado de emergencia al mundo entero… ¡Nos estamos muriendo! Y si no llevamos agua y la comida a las manos de la gente, estaremos viendo algo muy cercano a un genocidio”, dijo mientras se le cortaba la voz por la emoción.

La alcaldesa capitalina ya había criticado temprano el viernes las palabras de Elaine Duke, directora interina del Departamento de Seguridad Nacional, quien dijo que “es una buena historia noticiosa en términos de nuestra habilidad para llegar a la gente”. Cruz replicó, entre otras cosas, que “cuando no tienes comida para un bebé, no es una buena historia noticiosa”.

“En el día de hoy hemos recibido el cargamento más grande de ayuda compuesta de 200,000 libras de alimentos que nos ha dado la compañía Goya para salvar a nuestra gente y hasta el día de ayer aquellos que se supone su función sea ayudarnos, darnos de comer y darnos de beber lo único que le habían dado a San Juan después de pelear con uñas y dientes fueron cuatro paletas de agua, tres paletas de comida y 12 paletas de artículos para bebés. Ese es FEMA”, denunció la primera ejecutiva municipal.

Cruz insistió en que “FEMA no sabe que para manejar una emergencia tiene que haber un sentido de urgencia” y ofreció detalles sobre la ayuda que tuvo que darle al municipio de Comerío y a su alcalde Josian Santiago.

“Ayer yo recibí al alcalde de Comerío porque cuando junto a su gente fueron a buscar los suministros que se supone que les dieran, les dijeron que no había nada para ellos, que llamaran el lunes para ver qué podían hacer”, manifestó.

“La gente en Comerío está tomando agua de la quebrada. Tienen cuatro pies de barro, no hay facilidades médicas. Están bañándose en esa misma quebrada donde están tomando agua y tengo querecibir a un alcalde llorando porque su gente no tiene qué comer. Todo esto que recibimos de FEMA se lo dimos en parte al alcalde y hoy estos compañeros vienen a recoger el resto con el compromiso de FEMA de que van a reponerle esto a San Juan”, afirmó.

La alcaldesa indicó que ha tenido que asumir posturas “que no le corresponden” ante la situación de emergencia para “no dejar a la gente morir de hambre”.

“Qué clase de puertorriqueños seríamos si llega un alcalde o alcaldesa que dice mi gente tiene hambre y sed, y nosotros no compartiéramos lo que tenemos. FEMA ha colapsado en Puerto Rico. Ayer estaba contentísima porque había recibido una llamada de Casa Blanca que me garantizó que íbamos a tener suministros aquí como Ciudad Capital y lo que hicieron fue transferir la burocracia de FEMA en el Centro de Convenciones a San Juan”, puntualizó. 

Además, Cruz  insinuó lo complejo e inaccesible que suele ser el proceso de reclamación y solicitud de suministros básicos. “Para cada cosa FEMA le pide a uno un memo. Al alcalde de Comerío le dijeron que para que la gente se pudiera inscribir los montara en una guagua y los trajera a San Juan para que tuvieran señal y se registren”.

Venezuela suplirá gasolina a San Juan

“A ellos (FEMA) les digo que “dejen los viajecitos en helicópteros y las reuniones de reconocimientos y de logística. Nosotros desde mañana en adelante -gracias a la contribución de alcaldes y alcaldesas de Estados Unidos- vamos a comenzar a poner orden y les tengo que decir que acabo de recibir una llamada de Venezuela informando que haciendo uso de la eliminación de la Ley de Cabotaje por los próximos 10 días van a traer gasolina para San Juan”.

La alcaldesa subrayó que la emergencia del País no debe mezclarse con el tema de estatus “porque Estados Unidos es una gran nación con grandes sentimientos que acude a África, Haití, Arabia Saudita y a donde tenga que acudir para saciar el hambre de seres humanos que no son ciudadanos americanos” e insistió que no puede ser bajo amenazas de conferencias de prensa o enviándole tuits al presidente Trump para que FEMA responda a las necesidades de los puertorriqueños.