Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La nueva ley condiciona  los fondos federales a que las agencias de protección de menores  cambien los modelos de intervención en situaciones de maltrato.
La nueva ley condiciona los fondos federales a que las agencias de protección de menores cambien los modelos de intervención en situaciones de maltrato. (Xavier J. Araujo)

Durante casi 100 años, incontables niñas huérfanas, maltratadas o abandonadas por sus familias han encontrado nuevas oportunidades de vida en el Hogar Colegio La Milagrosa, que desde 1926 opera, en Arecibo, la congregación Hijas de la Caridad. Una nueva ley del gobierno de Estados Unidos que el Departamento de la Familia (DF) está a punto de poner en marcha en Puerto Rico seguramente obligará a su cierre en las próximas semanas.

💬Ver comentarios