Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El exalcalde de Guaynabo  Héctor O’Neill García fue sentenciado a tres años de libertad condicionada, en los que no podrá acercarse a la víctima bajo ninguna circunstancia. En la foto, O’Neill junto a su abogado Harry Padilla.
El exalcalde de Guaynabo Héctor O’Neill García fue sentenciado a tres años de libertad condicionada, en los que no podrá acercarse a la víctima bajo ninguna circunstancia. En la foto, O’Neill junto a su abogado Harry Padilla. (Pablo Martínez)

La sentencia de tres años en probatoria que se le impuso ayer al exalcalde de Guaynabo Héctor O’Neill García por violencia de género y hostigamiento sexual a una empleada municipal envía un mensaje de injusticia y falta de rendición de cuentas con las víctimas, según expertas.

💬Ver comentarios