Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Ana Irma Rivera Lassén, Esther Vicente y Rigel Lugo.
Ana Irma Rivera Lassén, Esther Vicente y Rigel Lugo. (Teresa Canino Rivera)

Desde que se publicaron las primeras 11 páginas del chat que mantenía el exgobernador Ricardo Rosselló junto a un grupo de sus más cercanos colaboradores, fueron las mujeres quienes asumieron un rol protagónico, escenario al que se sumaron otras voces que tuvo su punto culminante con la renuncia del primer ejecutivo.

💬Ver comentarios