Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

César González Cordero, comisionado de Seguridad de Educación.
César González Cordero, comisionado de Seguridad de Educación. (Gerald López Cepero)

El Departamento de Educación evalúa extender el semestre escolar en aquellas escuelas afectadas por los terremotos recientes y cuyos estudiantes no puedan regresar a los planteles.

“El Departamento de Educación está estableciendo un plan para la restitución de los días académicos perdidos. La Secretaría de Asuntos Académicos trabaja con el mismo ya. Se va a estar haciendo público al momento en que esté culminado”, dijo el comisionado de Seguridad de Educación, César González Cordero.

“Dentro de las alternativas que se están presentando a la mesa está el extender el período (escolar). No obstante, hasta que no se tenga la cantidad de escuelas que van a comenzar el próximo 22 de enero, el departamento no tiene la manera de tener el plan final establecido. Tenemos que esperar”, agregó.

Entretanto, las clases siguen pautadas para comenzar el 22 de enero, dijo el secretario de Estado, Elmer Román. Ahora bien, dijo que el gobierno notificará “de manera ordenada” qué escuelas están aptas para recibir a los estudiantes y cuáles no.

“Aquellas que no comienzan el 22 (de enero) porque la escuela no está apta o porque por alguna razón se entiende que no está certificado se va a estar comunicando en los próximos días”, sostuvo Román.

“Entendemos que los papás deben mantener la calma. Los niños no van a perder el semestre escolar. Se van a buscar medidas alternas, ya sea homeschooling o alguna otra alternativa que identifique el Departamento de Educación”, dijo Román.

Por su parte,  González Cordero sostuvo que aún Educación no ha recibido peticiones de los padres dispuestos a ofrecerle homeschooling a sus hijos.

Román dijo que, entretanto, los ingenieros contratados por el Estado continúan inspeccionando las escuelas del sistema público de enseñanza.  Destacó que, al momento, 392 escuelas ya fueron inspeccionadas, aunque solo ofrecieron datos -sin detallar los nombres- de 316 planteles.

“Cada vez que ocurre un evento mayor, hay que volver a inspeccionarlas. Las (escuelas) del sur volverán a ser visitadas”, recalcó Román.

“Esto es un proceso que vamos a tener que trabajar en las próximas semanas. Los ingenieros están tomando su tiempo en cada escuela para asegurar que el rabajo se haga completo, además incluyen las reinspecciones”, agregó.

Reconoció que las reinspecciones causan “demoras”.  

Además, añadió que las certificaciones de las escuelas provistas por los ingenieros estarán disponibles para los padres en cada escuela pública.

A continuación, el estado de las escuelas por región educativa:

Arecibo

  • Escuelas inspecciondas: 44
  • Escuelas aptas: 34
  • Escuelas no aptas: 4
  • Escuelas parcialmente aptas: 6

Bayamón

  • Escuelas inspeccionadas: 44
  • Escuelas aptas: 36
  • Escuelas no aptas: 1
  • Escuelas parcialmente aptas: 7

Caguas

  • Escuelas inspecciondas: 3
  • Escuelas aptas: 1
  • Escuelas no aptas: 0
  • Escuelas parcialmente aptas: 2

Humacao

  • Escuelas inspeccionadas: 40
  • Escuelas aptas: 32
  • Escuelas no aptas: 1
  • Escuelas parcialmente aptas: 7

Ponce

  • Escuelas inspeccionadas: 110
  • Escuelas aptas: 64
  • Escuelas no aptas: 18
  • Escuelas parcialmente aptas: 28

Mayagüez

  • Escuelas inspeccionadas: 26
  • Escuelas aptas: 13
  • Escuelas no aptas: 4
  • Escuelas parcialmente aptas: 9

San Juan

  • Escuelas inspeccionadas: 49
  • Escuelas aptas: 24
  • Escuelas no aptas: 1
  • Escuelas parcialmente aptas: 24