Personal de Bomberos de Vega Baja atendió, en la noche del martes, un incendio provocado por un generador sobrecargado.
Personal de Bomberos de Vega Baja atendió, en la noche del martes, un incendio provocado por un generador sobrecargado. (Twitter)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

----

El Negociado del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico ha atendido, en los pasados días, 24 situaciones de emergencias relacionadas con generadores eléctricos, entre ellas dos que han cobrado la vida de ciudadanos y otras que han puesto en riesgo la vida de varias familias.

Uno de los mayores errores que están costando vidas es tratar de abastecer con combustible un generador eléctrico sin apagarlo y enfriarlo antes de ponerlo a funcionar, reveló el comisionado Marcos Concepción Tirado, quien enumeró las fatalidades reportadas por el paso del huracán Fiona, encabezadas por la muerte de un septuagenario durante la mañana del lunes tras el estallido del generador eléctrico en su residencia ubicada en el kilómetro 6.2 de la carretera PR-129 del barrio Hato Arriba, en Arecibo.

“Un caballero de 70 años y su esposa (Dulce María Oliver Figueroa de 68 años) recibió quemaduras en ambas manos tratando de sacar el generador para salvarlo y no pudo”, expresó Concepción Tirado sobre la muerte de José Cruz Román, quien estaba encendiendo el generador eléctrico en un cuarto de la parte posterior de su residencia cuando ocurrió la explosión.

Anoche, en una residencia que ubica en la calle Miguel Rodríguez del barrio Las Granjas en Vega Baja, murió intoxicado por inhalación de los gases de una planta eléctrica Fundador Montalvo Escobar, de 78 años. Una mujer de 70 años resultó afectada y una mascota murió en la escena.

“Tenía toda su casa cerrada, las ventanas (con tormenteras) y puertas y la persona murió por la inhalación de esos gases”, comentó el funcionario en entrevista con este diario. Al presente, Concepción Tirado no contaba con estadísticas para comparar este evento con el paso del huracán María, en cuanto a las muertes por esta causa.

Sobre el fallecimiento de Edilberto García Vázquez de 56 años, cuyo cadáver fue hallado a media mañana del martes sentado en la sala de su residencia del barrio Florida, en Naguabo, al lado de un generador eléctrico que había consumido todo su combustible, Concepción Tirado explicó que la querella que se recibió fue por un caso médico y como no hubo emergencias de incendio no atendieron la escena. Se espera por la autopsia para confirmar si murió intoxicado por monóxido de carbono.

Por su parte, la familia de Stella García Cruz, compuesta por tres adultos y cinco menores, logró salir a salvo durante la mañana de hoy, miércoles, tras desatarse un fuego ocasionado por una sobrecarga en su generador eléctrico en un apartamento del edificio 32 del residencial Las Margaritas, en Barrio Obrero, Santurce.

La querellante se despertó cerca de la medianoche al escuchar el grito de uno de sus hijos y al salir de su habitación se topó con un incendio en la sala. Uno de los niños requirió asistencia médica, pero no requirió su transportación a un hospital.

La planta eléctrica, que se encontraba en el balcón del apartamento, se sobrecargó al conectarle una extensión con múltiples conexiones, explicó Concepción Tirado.

Entretanto, durante la noche del martes, se encontró el cadáver calcinado de una mujer de 78 años en el interior de uno de los dormitorios de una residencia del barrio Calabazas en San Sebastián, donde se desató un incendio ocasionado por una vela encendida. Este es uno de los tres incidentes bajo investigación por el uso de velas; en los otros dos casos no hubo muertes.

“Llevamos 24 salidas por emergencias por situaciones con los generadores. Ya la mayoría de ellos también es por falta de información o por un descuido. El mayor problema que nosotros tenemos es que cuando hacemos la investigación nos lleva a que la mayoría de estas personas quieren abastecer el generador con la unidad prendida y eso no debe hacerlo. Se debe apagar el generador y dejar de 20 a 35 minutos apagado para luego abastecerlo de combustible y es una de las mayores causas de incendios”, puntualizó Concepción Tirado.

También se han percatado que muchas personas utilizan extensiones que no están diseñadas para llevar cargas eléctricas pesadas.

Otro problema común es que los ciudadanos quieren dejar los generadores en un lugar cercano a sus residencias. No obstante, se recomienda que se coloquen a unos 20 pies de distancia, lejos de puertas y ventanas, para que los gases no entren a las casas.

“Los gases que emanan de los generadores pueden ocasionar que una persona pierda la vida en unos 20 minutos, así que la gente tiene que entender que es importante que ese generador se coloque a una distancia de 20 pies o más de cualquier puerta o ventana, que esté en una superficie firme y plana pues vibran, y si están en un declive, pueden moverse y ocasionar un accidente”, informó.

Desde el domingo, el negociado ha realizado 95 rescates, entre ellos en Guayama cuando el río Guamaní se salió de su cauce, y en Barceloneta, donde familias quedaron atrapadas.

Además, han abierto aproximadamente 80 a 85 carreteras obstruidas por árboles caídos y ayudado a ciudadanos que han quedado atrapados en sus hogares por diversas causas.

💬Ver comentarios