Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

A ocho años de haber sido cancelado, el Gasoducto sigue consumiendo fondos de las atribuladas arcas del gobierno de Puerto Rico.
A ocho años de haber sido cancelado, el Gasoducto sigue consumiendo fondos de las atribuladas arcas del gobierno de Puerto Rico. (Ramón “Tonito” Zayas)

Hace más de ocho años, el gobierno apostó a ellos como piezas fundamentales de un proyecto energético que nunca se concretó y por el que el País ha tenido que pagar millones de dólares.

💬Ver comentarios