Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En Juncos, la agencia trasladó sus operaciones a una antigua tienda, ya que sus oficinas están severamente afectadas.
En Juncos, la agencia trasladó sus operaciones a una antigua tienda, ya que sus oficinas están severamente afectadas. (Gerald López Cepero)

A más de año y medio del huracán María, decenas de empleados del Departamento de la Familia aún trabajan en vagones, en áreas que dificultan el acceso al público, ponen en riesgo la salud y seguridad de los empleados, y pudieran incumplir con los protocolos de confidencialidad.