La nueva orden ejecutiva autoriza la apertura de los casinos, los cuales podrán recibir clientes hasta un 75% de su capacidad. (GFR Media)
La nueva orden ejecutiva autoriza la apertura de los casinos, los cuales podrán recibir clientes hasta un 75% de su capacidad. (GFR Media)

La gobernadora Wanda Vázquez Garced extendió hasta el 22 de julio el toque de queda que ordena a las personas a mantenerse en sus hogares de 10:00 p.m. a 5:00 a.m., pero flexibilizó las restricciones impuestas sobre las actividades laborales, sociales, educativas y comerciales que se podrán realizar fuera de ese horario.

Al momento, aún no se ha publicado la nueva Orden Ejecutiva 2020-048, pero se adelantaron varios de los cambios que entrarán en vigor a partir del miércoles, 1 de julio como parte de la estrategia para controlar los contagios de coronavirus.

A continuación, te presentamos detalles de la nueva etapa:

-El uso de mascarillas que cubran nariz y boca continuará siendo obligatorio en todo espacio público, así como evitar las “aglomeraciones innecesarias”.

-Los empleados de carrera de las agencias de gobierno que sean identificados como “necesarios” regresarán a trabajar de forma escalonada a partir del 1 de julio.

-Las agencias gubernamentales que ofrecen servicios a la ciudadanía podrán recibir público en sus instalaciones a partir del lunes, 6 de julio. Cada agencia deberá informar sobre las condiciones para dar servicios. Se deberá evitar la aglomeración de personas en las oficinas y el uso de mascarillas es obligatorio.

-Los centros educativos universitarios podrán reabrir, para lo cual deberán elaborar un protocolo que cumpla con las recomendaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, en inglés).

-Las escuelas públicas y colegios privados permanecerán cerrados para los estudiantes, al menos, hasta el 22 de julio. Los planteles solo podrán recibir empleados para elaborar los planes de trabajo para su reapertura y prepararse para el próximo año escolar. Tanto las administraciones de los colegios como el Departamento de Educación deberán presentar “oportunamente” sus planes de regreso a clases y si ofrecerán sus cursos de forma presencial, a distancia, o una combinación de ambas modalidades.

-Se autoriza la venta de Lotería Electrónica y Lotería tradicional.

-Se reestablecerán los servicios de transportación colectiva a través de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) y el Tren Urbano.

-Los servicios fúnebres podrán llevarse a cabo hasta las 8:00 p.m. Los cementerios, por su parte, podrán abrir al público, siempre y cuando se cumplan con las medidas de distanciamiento social y los protocolos del Departamento de Salud. Continúa la prohibición de la entrada de menores de 12 años a funerarias y cementerios.

-Se autoriza la reanudación de entrenamiento deportivos y recreativo individual, colectivo o de equipo. A partir del 15 de julio, se autoriza la reanudación de eventos deportivos de ligas profesionales, excepto deportes de contacto como el boxeo.

-Podrán reabrir los casinos, aunque deben tomarse medidas para garantizar que la ocupación no sobrepase el 75% de su capacidad máxima, según establecida en los códigos de construcción. Deberán cumplir con las guías de la División de Juegos de Azar.

-Se permitirá un aumento en la cantidad de personas que podrán estar dentro de restaurantes y comercios. Ahora, la ocupación máxima de estos negocios no debe sobrepasar el 75% de su capacidad, según establecida en los códigos de construcción.

-Se autoriza la apertura de salas para eventos y conciertos presenciales, aunque deben cumplir con las recomendaciones de los CDC, el Departamento de Salud y OSHA. Todos los asistentes deberán tener mascarillas, se debe fomentar el lavado de manos frecuente, que los individuos se mantengan a seis pies de distancia y los establecimientos deben ser desinfectados diariamente. Cada local deberá establecer un plan de control de riesgos.

-No se anunciaron medidas concretas para atender la llegada de pasajeros a los aeropuertos, uno de los puntos que más preocupación genera entre los miembros del grupo asesor médico de La Fortaleza debido al aumento de casos de COVID-19 en regiones de los Estados Unidos.