Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La última orden ejecutiva ayudó a frenar el ritmo de crecimiento exponencial que llevaba la transmisión. (Ramón “Tonito” Zayas)

Aunque los contagios de COVID-19 parecen haber cedido un poco, aún se mantienen dos o tres veces más altos que el pico que se registró a finales de marzo.