Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Un pedazo de la carretera PR- 10 a la altura del kilómetro 60 colapsó esta madrugada a consecuencia de las intensas lluvias registradas en Utuado. 

Por su parte, el sargento José A. Rosario, comisionado de la policía municipal de Utuado, explicó que un desagüe se tapó y provocó que el nivel de la quebrada subiera unos 20 pies.

A consecuencia de la presión del agua, una parte de la carretera cedió dejando un enorme “cráter” de unos 100 pies de profundidad. Además, la carretera presenta grietas, por lo que el sargento se expresó preocupado de que la vía siga cediendo.

Durante las próximas horas solo habrá un carril disponible para transitar debido a trabajos de remoción de terrenos en la zona, informó Ángel Pérez, director de zona de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD). Se informó además que la AEMEAD activó las brigadas del Puerto Rico Search and Rescue Team (PRUSAR) para apoyar en el proceso.


Rosario destacó que esta es la única carretera disponible para salir del municipio de Utuado.  El desprendimiento de terreno se registró entre las 12 de la medianoche y la 1:00 de la madrugada.

Esta mañana el Servicio Geológico de los Estados Unidos informó que en zonas como Utuado y Jayuya han caído sobre cinco pulgadas de lluvia. De hecho, en el río Tanamá en Utuado se registraron 12.62 pulgadas de agua.