Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Una procesión de Viernes Santo en Guatemala. (AP)
Una procesión de Viernes Santo en Guatemala. (AP)

Décadas después de que se vaticinara la muerte de Dios y de la iglesia, el panorama mundial contradice una y otra vez esas proyecciones. Aunque la influencia de las instituciones religiosas decayó considerablemente en la posmodernidad, la religión todavía representa el marco identitario y cultural a través del cual millones asimilan su realidad.

💬Ver comentarios