Conoce cómo se nutre el sistema de la AAA.

El director de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) en la región metro, Roberto Martínez, concluyó este sábado que el racionamiento que comenzó el pasado jueves para embalse Carraízo ha resultado positivo cuando se compara el patrón de su descenso antes y después del plan de interrupción.

El ingeniero expuso, en entrevista con El Nuevo Día, que el embalse descendió de ayer a hoy unos ocho centímetros en su nivel frente al rango de 10 a 12 centímetros de reducción que tuvo diariamente en la pasada semana.

Hoy amanecimos con un nivel de 36.84 metros que son ocho centímetros menos que ayer. La baja anteriormente estaba entre 10 y 12 centímetros. Si a eso le sumas el hecho de que está recibiendo menos escorrentías por la falta de lluvia pues sí, es positivo”, justificó Martínez.

Dentro de las pasadas dos semanas, previo al racionamiento que inició el jueves, el descenso más bajo del embalse Carraízo fue de unos siete centímetros, aproximadamente, y el más alto de 13 centímetros, por lo que a grandes rasgos la diferencia en el descenso diario del embalse no se aleja del patrón que llevaba previo al plan de interrupción.

El Nuevo Día solicitó a la AAA estadísticas para comparar del descenso diario del embalse Carraízo por las pasadas dos semanas, pero la información no estuvo disponible para esta publicación.

Cuestionado sobre si la poca o ninguna diferencia en el descenso de hoy en Carraízo se debe a que los abonados aprovechan el día que tienen agua para almacenar el líquido y así aumenta el consumo, Martínez respondió que no.

“Lo que vemos en el sistema no es así, porque, incluso, hemos bajado la producción de agua. Estamos produciendo 50 a 60 millones [en Carraízo] de galones de agua diarios cuando previo al racionamiento ese número ascendía a 90 millones”, indicó.

La corporación pública reconoció anteriormente que entre los factores que afectan a Carraízo está el aumento en el consumo de los abonados por ser temporada de verano, la falta de lluvias y el agua que se pierde en los salideros.

La última actualización de los datos sobre la producción y distribución de la AAA, que data del 2017, establece que la corporación pública producía unos 507 millones de galones diarios, pero perdía 292 millones que se desglosan en 42 millones a nivel comercial y 250 millones de galones de agua diarios que se pierden físicamente, lo que significa que no se consumen.

Ante ello, Martínez aseguró que desde hoy comenzaron con un plan para atender salideros, particularmente del embalse Carraizo, en aras de atender la pérdida constante de agua.

“El propósito es en esta área de interrupciones es ser más agresivos en la reparación de salideros, pero días como hoy que podamos tener más salideros reparados por días lo haremos”, señaló al explicar que para las tomas de Carraízo se repararán salideros de la zona A cuando sea la zona B la que esté recibiendo el agua, y viceversa.

Martínez señaló, además, que confían en que en los próximos días llegará un evento de lluvias que alivie la falta de precipitación en Carraízo.

“Nosotros no queremos ni esperamos ser más agresivos. Estamos esperanzados en que podamos mantenernos un día sí y otro no (interrupciones de 24 horas). No obstante, seguimos mirando esto día a día para saber cuánto desciende, cuánta lluvia recibe y demás. Queremos quedarnos como estamos”, puntualizó.

Carraízo es el único embalse que está en nivel de control frente al resto de los 10 embalses.

El segundo en peor condición es el embalse de Cidra que tiene 400.97 metros de agua que lo mantienen en la fase de ajustes operacionales.